La vida de tu teléfono móvil depende tu cargador

Nuestros teléfonos móviles y PDAs se han convertido en accesorios indispensables que llevamos con nosotros en todo momento y a todas partes. Sin embargo, el uso excesivo que le damos, no sólo para hacer llamadas, sino también para navegar por Internet o ver las redes sociales, hace que la batería del teléfono dure menos. Es por esto que, tener un cargador móvil en todo momento también se ha vuelto indispensable y, con el avance de la tecnología, existe una gran cantidad de opciones para escoger dependiendo del presupuesto, tipo, marca de teléfono móvil y aplicación para la que se necesita (en la casa, el coche, la oficina, etc).

Las diferentes opciones de cargadores, bases y docks 

  • Inalámbricos: Como bien indica su nombre, no necesitan de ningún cable conectado al teléfono. Los teléfonos se cargan poniéndolos sobre el cargador inalámbrico que está conectado con cable a la energía. Debes comprobar que el teléfono que tienes pueda ser cargado de esta forma ya que no todos los móviles traen incorporada esta característica.
  • De conexión USB: también llamados de red, son los más conocidos y usados, ya que cuentan con el puerto para la conexión USB por medio de un cable, y pueden ser llevados y conectados en cualquier dispositivo que disponga de ese puerto. 

Muchos disponen de mayor potencia para hacer una carga rápida, que viene dada por el aumento del amperaje del cargador. Algunos, además, vienen con más de un puerto USB, para que puedas cargar múltiples dispositivos a la vez. 

  • De coche: conocidos también como cargadores de mechero. Son los que nos salvan la vida cuando nos subimos al coche y el móvil ya está apagado. En cuanto a tecnología, los más populares son los que vienen con conexión USB, y que pueden traer hasta 3 puertos para que compartas la carga con compañeros de viaje.

Hoy en día también es posible encontrar cargadores inalámbricos para el coche, para los que siempre van a la última. 

  • Docks o bases: fueron diseñados para dejarlos en casa o en la oficina ya que tienen un diseño que permite poner el móvil sujeto en la base. Son muy estéticos y por supuesto permiten, de mejor manera, que se siga utilizando el teléfono mientras se carga.

Recuerda que siempre debes comprobar la compatibilidad del cargador que piensas comprar con tu teléfono, tanto en marca como modelo, ya que un cargador Samsung puede que no funcione con otra marca aunque tenga el mismo puerto de entrada.
En cuanto a precios, son muy baratos y puedes comprar uno de buena calidad desde 4 a 28€.
 

Dinos qué te parece - se abre una nueva ventana o pestaña