Lleva tu afición al siguiente nivel con cañas de pescar

La caña es el principio y el fin de la pesca, el elemento principal, sin la cual el pescador es nada. A lo largo de la historia de la pesca, han existido muchísimos tipos de cañas que se han fabricado con el objetivo de ofrecer siempre más y mejores prestaciones para el pescador. Materiales, acciones, longitudes... hoy en día la oferta es tan amplia que lleva a perderse a cualquiera.


¿Cómo elegir la caña de pescar que más te conviene?

La elección final dependerá de muchas razones que tienen que ver con la modalidad de pesca concreta a realizar, los gustos personales, las posibilidades económicas, entre otros aspectos. Dicho esto, existen una serie de características básicas que se deben tener en cuenta a la hora de comprar la caña ideal.
El primer factor clave para elegir una caña de pescar es el lugar donde se va a realizar la actividad. Por supuesto, no es lo mismo pescar en agua dulce o en agua salada. Es más, en el mar necesitarás una caña para pescar en barca y otra distinta para pescar en la orilla. Es importante que la caña aguante bien la corrosión por su contacto con el agua, por eso tienen un mayor coste las que están diseñadas específicamente para ser usadas en el mar.


El siguiente factor es la acción, o flexibilidad de la caña, que determinará el tipo de peces que se puedan pescar. Hay cañas rápidas (sólo se doblan por la parte superior, perfectas para peces donde hace falta una mayor sensibilidad y fuerza), cañas moderadas (se doblana la mitad, y tienen buena sensibilidad), y cañas lentas (se doblan enteras, muy flexibles).


Finalmente, los tipos de cañas de pescar se distinguen también por el tipo de pesca en sí. Hay cañas de arrastre (bastante gruesas, no demasiado largas), cañas de surfcasting (perfectas para pescar en la orilla, muy largas y de gran alcance), cañas de flyfishing (para ribera de río y para la modalidad de pesca con mosca), y cañas de spinning y casting (pesan poco, previenen el cansancio y son de gran precisión). Los precios de cañas completas baratas oscilan entre los 30 y los 150€. Por supuesto, encontrarás cañas más especializadas que superan los 500€. 


En definitiva, en el mercado se pueden encontrar muchas cañas de pescar, cada una con un peso, longitud, acción y técnica diferentes. La correcta elección de la caña a comprar pasa por la ecuación exacta de todos los elementos, de tal manera que se encuentre la caña que reúne las características deseadas y se ajuste al presupuesto.
 

Dinos qué te parece - se abre una nueva ventana o pestaña