Las camisas de vestir de hombre, un clásico muy actual

Las modas van cambiando y evolucionando con el tiempo, añadiendo tendencias y artículos que solo unos años atrás nos parecían impensables, pero que hoy día se han convertido en indispensables.
Una de las prendas a las que no les afectan las modas, ya que se trata de un artículo fundamental en cualquier armario masculino, son las camisas de hombre que ofrecen un look tanto clásico como moderno, dependiendo de cómo las combinemos.


Varios estilos en una misma prenda

Las camisas son una de las prendas más versátiles que podemos encontrar en el vestuario masculino, ya que son muy fáciles de combinar y podemos conseguir estilos completamente diferentes.
Si tenemos que asistir a algún evento especial o queremos vestirnos de forma elegante, podemos combinar las camisas con un bonito traje y un chaleco a juego, que dan el toque de distinción y estilo formal cuando se requiere llevar un vestuario de etiqueta.


En el día a día es una prenda muy valorada y útil para los hombres, sin importar el tejido, estilo o estampado. Uno de los tejidos de mayor calidad y más duraderos es la seda, que es resistente y suave al tacto al mismo tiempo y da un toque de distinción. Las camisas de seda tienen un precio más elevado debido al proceso artesanal que supone la obtención de este tejido, pero sin duda tienen una relación calidad-precio inmejorable. El algodón y el lino son los dos tejidos más empleados en la fabricación de las camisas, ya que proporcionan una correcta transpiración, son suaves al tacto y son fáciles de lavar y planchar.


En cuanto a las marcas, los hombres se decantan por las camisas de Calvin Klein con un estilo más clásico y por las de Tommy Hilfiger que dan un toque moderno y muy característico de la marca. El hombre actual combina sin ningún reparo camisas de vestir con prendas más informales como pueden ser los clásicos pantalones vaqueros o incluso pantalones cortos tipo bermudas.

Las camisas de hombre son un básico para el día a día

Las posibilidades son infinitas, tanto en el tejido, estampado o marca, por lo que elegir una camisa es una tarea muy fácil. Podemos encontrar camisas básicas fabricadas con tejidos sencillos por unos 12€ y si buscamos una prenda con más calidad e incluso de marca, el precio rondaría los 57€ para una camisa de Calvin Klein por ejemplo.