Camas elásticas: ejercicio y diversión para toda la familia

Dentro de la categoría de equipamiento de fitness, running y yoga, las camas elásticas constituyen sin duda los productos más populares al combinar juego y actividad física se presentan como una interesante opción para que los niños (y por qué no, también los adultos) se diviertan a la vez que se ejercitan.
Las camas elásticas se presentan en diferentes modelos, colores, tamaños y diseños, ofreciendo un amplio abanico de opciones para una gran variedad de público. Su tamaño puede variar entre los 100 y los 400 centímetros de diámetro, siendo los primeros para ejercicios precisos de piernas y equilibrio o como zona de juego para niños pequeños, y los más grandes, aptos para la diversión de toda la familia.
Las esteras de salto son de un material muy duradero y resistente a los rayos UV que ofrece una superficie de aterrizaje suave -que no se recalienta bajo los rayos del sol- y un potente sistema de amortiguación capaz de soportar gran cantidad de peso.
Los marcos, generalmente de acero galvanizado, constituyen un sistema de soporte adecuado que garantiza un uso continuado y seguro a lo largo de varios años.
Según los materiales con las que estén diseñadas, las camas elásticas pueden ser utilizadas para uso interior o para divertirse al aire libre.
En lo que a seguridad respecta, es posible equiparlas con una resistente red de seguridad que evite caídas, aportando un punto extra de protección.
Como accesorios extra se pueden encontrar escaleras para un acceso más fácil a la superficie de salto, barras, e incluso una funda protectora para la lluvia.


¿Cuánto cuestan las camas elásticas?

Su precio comienza a partir de los 45€ para los modelos más pequeños y menos equipados, y se incrementa conforme aumentan el diámetro y las prestaciones, llegando los modelos más grandes y completos a costar alrededor de los 1200€, incluyendo todos los accesorios.


¿Es posible comprar recambios y accesorios aparte?

Sí, todas las partes de las camas elásticas son factibles de ser cambiadas en caso de necesidad: la estera, los marcos de soporte o los ganchos que mantienen la estera tensa pueden comprarse por unidad. Algunos accesorios, como fundas, redes, escaleras e incluso herramientas que hacen su montaje más fácil son también fáciles de adquirir.
Ya que has pensado en adquirir una cama elástica... ¿Por qué no adquirir también balones de ejercicio, combas de saltar o aparatos de entrenamiento del equilibrio para combinar los beneficios asociados?