Captura los mejores momentos con tu cámara digital Sony 

Si deseas experimentar con la fotografía o simplemente capturar los momentos más grandiosos de tus vacaciones, ha llegado el momento de pensar en comprar una cámara digital y aprovechar todas las prestaciones que te ofrece. Y es que las cámaras fotográficas digitales llegaron para quedarse, haciéndonos la vida más práctica al capturar las imágenes de forma digital y guardarlas en un dispositivo o tarjeta de memoria que permite verlas de forma inmediata en la pantalla de la cámara o en un ordenador. 

El mundo digital de Sony
Existen muchas marcas que trabajan con diferentes gamas de cámaras digitales y una de ellas es la reconocida empresa japonesa de electrónica Sony. Sony se estrenó en el mercado de las cámaras digitales en 1996 con la línea de cámaras compactas Sony Cyber-shot. Al poco tiempo, en 1997, lanzaron la Sony Mavica de 0.3MP que funcionaba con disquetes de 3.5″ y que, posteriormente, pasó a usar mini CDs hasta que fue descontinuada en 2002. En 2006, Sony compra la división de cámaras de la reconocida marca Konica Minolta y saca ​su primera línea de cámaras digitales réflex que derivaron en la popular línea Sony α (Sony Alpha). A partir de allí, Sony ha logrado posicionarse muy bien en el mercado de las cámaras fotográficas, sin necesidad de tener un séquito de seguidores como ocurre con Nikon y Canon, porque cuentan con el visto bueno de muchos fotógrafos profesionales y aficionados que se decantan por las cámaras digitales Sony gracias a las valoraciones positivas sobre su relación calidad precio. También merece la pena destacar que las cámaras fotográficas compactas o de bolsillo han logrado colarse en casi todo los hogares. Al ser cámaras automáticas, de fácil uso y con un tamaño ideal para nuestras manos, hacen posible que todo el mundo pueda realizar fotografías informales con resultados bastantes aceptables. Además, existen algunas cámaras compactas con resolución de hasta 20MP, un poco más grandes que las de bolsillo, pero siguen siendo ligeras. Estas cámaras cuentan con funciones superiores, con lentes de mayor calidad y zoom de mayor profundidad que permiten hacer fotografías con mayor nitidez, llegando a ser consideradas equipos semi profesionales.
Así que, si estás pensando en comprar un equipo de fotografía digital, puedes incluir las cámaras digitales Sony en la lista de opciones. Encontrarás modelos compactos de segunda mano desde aproximadamente 40€ y modelos nuevos desde 100€.