Recuerdos que ahora pueden perdurar en el tiempo

Si hay algo que nos ayuda a recordar momentos especiales o lugares maravillosos en los que hayamos estado, es la posibilidad de inmortalizar esas vivencias en una fotografía, o mejor aún, con una grabación de vídeo.
Una cámara con una buena calidad nos ayudará a poder grabar con todo tipo de detalles y sonidos inmejorables que nos transporten de nuevo a ese justo momento. A pesar de la gran variedad de productos que hay en el mercado, las cámaras de vídeo SJCAM son una de las mejores opciones que tenemos hoy en día por su calidad y tienen un precio bastante asequible.

Una cámara que llega a cualquier lugar y en cualquier circunstancia

No hace muchos años era impensable la idea de que las cámaras de vídeo pudieran grabar con la calidad que lo hacen hoy en día, incluso debajo del agua. Hoy esto es posible gracias a productos como la cámara de vídeo SJCAM Full HD que además de ser una cámara sumergible, cuenta con la máxima resolución de alta definición que existe en el mercado. Esto significa que la cámara permite grabar imágenes con una mayor nitidez y claridad en los detalles.

Otra de las grandes prestaciones que podemos encontrar en una cámara es una conexión HDMI, con la que podremos pasar contenido, tanto de vídeo como de audio que aún está sin comprimir, a otro dispositivo. Para ello utilizaremos un solo cable que conectará la cámara con cualquier otro equipo audiovisual, como puede ser un ordenador, televisión, etc..


Las cámaras sumergibles de la marca tienen muchos accesorios disponibles para sacar el máximo provecho a sus prestaciones, como por ejemplo una carcasa protectora, una mochila para transportarla de la manera más cómoda o un mango flotante que ayudará en las grabaciones bajo el agua. Los trípodes son también el complemento perfecto, ya que con uno podremos grabar puestas de sol, hacer panorámicas e incluso grabar desde ángulos difíciles de conseguir.


Tener una cámara de vídeo a buen precio es posible


Las cámaras SJCAM pertenecen al grupo de las llamadas cámaras deportivas, tienen una calidad muy buena y su precio está unido a todas las prestaciones que ofrece. El rango de precios depende de los accesorios o especificaciones que trae, como por ejemplo el número de megapíxeles que tenga. Podemos encontrar una opción más económica por 85€, como una cámara tecnológicamente más avanzada y sumergible por 199€.