Un café como el del bar… Pero en casa
No hay nada como el aroma y el gusto de un café recién hecho. Pero si a esto le añadimos que se ha hecho con café molido en el momento o bien conservado… ¡El placer es inmejorable!
Esta sensación es la que valoran los amantes del café que caen rendidos a las virtudes del café hecho en cafeteras de cápsulas, que son modelos domésticos de cafeteras eléctricas capaces de preparar un espresso profesional. Y es que en las cápsulas el café está envasado al vacío y mantiene las propiedades de frescura y el aroma.

¿Qué debo tener en cuenta al comprar una cafetera de cápsulas?
Un dato que no manejamos el común de los mortales es que la presión que usan estas máquinas para hacer el café se mide en bares, dependiendo de los bares, será mayor o menor la concentración de sabor y aroma de la bebida. Para hacernos una idea, una cafetera de cápsulas suele tener alrededor de 15 bares.
También tenemos que considerar que la capacidad del depósito de agua debería estar acorde con el uso que le damos a la cafetera. A un uso intensivo, conviene que el depósito de agua sea mayor. Y como no todo el mundo toma el café solo, tengamos en cuenta si la cafetera tiene también otras opciones de café (cortado, con leche, etc.) o de otras bebidas como chocolate o infusiones calientes o frías. En cualquier caso, siempre podremos completar nuestra cafetera con algún accesorio, como un espumador de leche.
Finalmente, si nuestra motivación para adquirir una cafetera de cápsulas es el poco mantenimiento que requiere, entonces también deberíamos mirar si el sistema de descalcificación es automático o manual.

Un placer, ahora al alcance de la gran mayoría
La gran popularidad que han alcanzado las cafeteras de cápsulas han propiciado su variedad de modelos y precios, que también existen en las cafeteras espresso automáticas. Por ejemplo, una cafetera Nescafé Dolce Gusto (marca de las más populares) modelo Krups Piccolo, la podemos encontrar por unos 41€ y las de la reconocida marca Nespresso las hay desde 60€.
Damos por supuesto que el precio de la cafetera es un elemento importante. Pero atención, también debemos considerar el precio de las cápsulas, y si la cafetera es compatible con cápsulas de otras marcas o marcas blancas (monodosis ESE) que ofrecen cápsulas baratas.
El uso cómodo, la rapidez y el obtener un café aromático y de muy buen sabor son algunas ventajas que inclinan la balanza a favor de las cafeteras de cápsulas.