La importancia de elegir un procesador según nuestras necesidades

Tanto si vas a comprar un nuevo ordenador, actualizar el procesador del antiguo o fabricarte tú mismo un ordenador por componentes, deberás prestar especial atención al procesador. Deberás tener en cuenta el uso que vas a dar al ordenador para elegir la potencia más adecuada para tus necesidades, y conocer tu placa base y configuración que serán las que determinen el tipo y modelo del procesador. Quizá necesites comprar una CPU tradicional de alta gama para diseño gráfico, o una APU más barata y con menor consumo energético si lo vas a utilizar solo para tareas de oficina o para navegar por internet. Ten en cuenta que los procesadores APU que alojan tanto la CPU como la GPU han sido diseñados para el usuario medio por lo que no son la mejor opción para un usuario con exigencias pesadas de gráficos, vídeo o cálculo.

¿Qué hay que tener en cuenta?

Aparte de otros muchos, en el mercado hay dos fabricantes principales: Intel y AMD: los primeros ofrecen un rendimiento superior para juegos, diseño gráfico o equipos que necesiten potencia de procesado, pero los que oferta AMD tienen la mejor relación potencia-precio para un nivel bajo o medio de exigencia gráfica.Dos aspectos muy importantes a considerar a la hora de comprar un procesador es el número de núcleos e hilos. Los procesadores más comunes tienen 2, 4, 6, 8 y hasta 10 núcleos, aunque en algunas gamas nos encontramos con los llamados hilos que se basan en una tecnología que divide el trabajo de un núcleo en dos hilos. No todos los procesadores son multihilo, así que quizá deberías elegir uno de dos hilos por núcleo para llevar a cabo tareas que requieran un rendimiento superior.También deberás tener en cuenta la frecuencia de trabajo del ordenador, la frecuencia máxima o turbo y la memoria caché, aspectos fundamentales para la optimización y máximo rendimiento del ordenador. Considera también la posibilidad de realizar overclocking para ajustar la potencia, voltaje, núcleos y otros valores y elevar el rendimiento del equipo.

Compara, tómate tu tiempo y elige bien

La variedad que hay en el mercado es enorme y tendrás la opción de adquirir CPU básicas baratas como el i3-4130, el Athlon II X4 750K o el FX-6350, procesadores de socket 775 o unidades APU con buen rendimiento en tareas gráficas por menos de 150€. Por el contrario, si lo tuyo son los juegos quizá te interese el precio del procesador i5 4570 o 4690 o del potente AMD FX-8350 de ocho núcleos, aunque, los procesadores Intel Core i7 4.ª gen son una excelente opción si tienes más de 200€ en el bolsillo.