Bozales para perros
Si nuestra mascota es un perro, uno de los artículos para perros que podemos necesitar es un bozal. Su finalidad es evitar que el perro muerda.
Los bozales son obligatorios en algunos casos como, por ejemplo, para que el perro pueda viajar en algunos medios de transporte o para algunas razas de perros como Rottweiler, Dogo Argentino, Pit Bull Terrier, Staffordshire Bull Terrier, American Staffordshire Terrier, Fila Brasileiro, Tosa Inu, Akita Inu… La normativa puede variar a nivel local. También podemos necesitar usarlos cuando llevamos al perro al veterinario, a la peluquería o para adiestrarlos.
Existen dos tipos de bozales, los de tubo y los de cesta.

Bozales de tubo
Los bozales de tubo impiden que el perro pueda abrir la boca, colocando una cinta ajustada alrededor de su hocico. La desventaja de este tipo de bozales es que al impedir que el perro pueda abrir la boca, el animal tampoco podrá jadear, mecanismo necesario para regular su temperatura, sobre todo en los días de calor o cuando realiza esfuerzo físico. Además, tampoco podrá beber y no podremos darle premios cuando lo estamos adiestrando. Este tipo de bozales deben ser utilizados sólo por cortos periodos de tiempo. En algunas localidades, como por ejemplo, en Barcelona, está prohibido su uso.

Bozales de cesta
Estos bozales tapan por completo la boca del perro y a la vez permiten que el animal pueda abrir su boca. Son los más adecuados, sobre todo si van a ser utilizados durante periodos de tiempo largos, para adiestramiento y en días de calor. 

¿Cómo escoger el bozal adecuado para cada perro?
Sea cual sea el tipo de bozal que escojamos, debe ajustarse al tamaño del perro y al tipo de hocico. Podemos encontrarlos de las siguientes tallas XS, S, M, L, XL, XXL. Algunos son ajustables al hocico del perro, pero aun así deberemos escoger el más adaptado para su tamaño. Para escoger el tamaño adecuado se debe medir la longitud del hocico, el de la cabeza, el perímetro del hocico con la boca cerrada y el grosor del cuello del animal.
Los bozales pueden estar fabricados de muchos materiales: alambre, goma, malla, nylon, piel, plástico, poliéster… Los de tubo suelen ser de material de tela y los de cesta de materiales más rígidos, como plástico o cuero.

¿Cuánto cuesta un bozal para perros?
Se pueden encontrar bozales, tanto de tubo como de cesta, desde 5 a 50€ para los más sofisticados.