Boquillas para instrumentos de viento-madera. Música en un soplo

La boquilla es una de las partes que comparten todos los instrumentos de la familia de viento-madera y una de las más importantes. Es a través de la boquilla donde se produce la vibración que genera la música cuando el músico sopla por ella. Para lograr esta vibración, se utilizan cañas, cuernos o cualquier otro material flexible. Existen diferentes tipos de boquillas para instrumentos de viento-madera, la elección adecuada nos proporciona, además, el tipo de sonido que emitimos pues, según la forma o el tipo de la boquilla, este tendrá diferentes características.

¿Cómo es una boquilla para instrumentos de viento-madera?

Consta de dos partes principales:

  • Punta de apertura: es la parte que está entre la boquilla y la caña y determina la fuerza del sonido, cuanto mayor sea la apertura, más suave es el sonido.
  • Cámara de la boquilla: cuanto más grande sea, más se acentúan las notas bajas.

¿Cuántas boquillas para instrumentos de viento-madera existen?

  • Boquillas de bisel: es el tipo que vemos en las flautas, en ellas el sonido se produce porque el aire del soplo se corta en dos partes, una de ellas se dirige al interior del tubo y otra al exterior.
  • Boquillas de lengüeta simple: es la que utilizan los clarinetes y saxofones. Consta de una lámina de caña fina y flexible que se encuentra en el lateral de la boquilla. Este lateral está abierto y se ajusta por medio de aros metálicos con tornillos ajustables.
  • Boquillas de lengüeta doble: Este modelo lo utilizan los instrumentos de la familia del oboe. La lengüeta doble consiste en un par de láminas finas y flexibles atadas alrededor del tudel, un pequeño tubo metálico. El tudel va dentro de una base de corcho que se fija con firmeza al extremo superior del instrumento.

¿Cómo fabrican las boquillas para instrumentos de viento-madera?

Las boquillas para la familia de instrumentos de viento-madera pueden estar fabricadas en distintos tipos de materiales:

  • Ebonita: es un polímero que procede del caucho. Es resistente, negro y con muy buen aislamiento, pulimentado adquiere mucho brillo. Las boquillas de ebonita producen un sonido suave y dulce.
  • Madera: es el material menos común, ya que la humedad del soplo del músico la hace menos resistente que otros materiales. Las boquillas de madera producen un sonido delicado y claro.
  • Cristal: ofrece un tono mucho más duro que el resto de materiales y, por ello, suelen emplearla los músicos de jazz, pues permite una mejor proyección del sonido.
Dinos qué te parece - se abre una nueva ventana o pestaña