Cómo ordenar mejor nuestro hogar
Una de las prioridades de todo hogar es el orden y la limpieza, no solo por temas estéticos sino también de salud. Lo primero que uno piensa al planificar el orden del hogar es donde guardar nuestra ropa. La primera respuesta que nos viene a la cabeza es: en armarios y estanterías, pero tenemos otras opciones que nos ayudarán en el almacenaje de la ropa que no utilizamos y nos ahorrarán espacio: las bolsas de vacío.

Cómo la Física nos ayuda en el almacenaje de la ropa
El vacío es la ausencia total de materia en un espacio determinado, en este caso las bolsas de vacío para ropa crean una ausencia de aire en su interior protegiendo nuestra ropa.
Si bien puede parecer que esto no es así, las bases para provocar el vacío están presentes, tenemos un recipiente de paredes impermeables (bolsa de vacío para ropa) una materia en su interior, que en este caso es nuestra ropa y el aire mismo. Solo necesitamos una ayuda para crear el vacío o lo que es lo mismo sacar todo el aire de su interior. Es tan fácil como utilizar una aspiradora que quite el aire de manera rápida, y completa, de la bolsa.
Hay bolsas diseñadas especialmente con una abertura que calza perfectamente en el tubo o entrada de una aspiradora. Con la ropa cuidadosamente doblada y almacenada en su interior, ponemos a funcionar la aspiradora y cuando notamos a simple vista que la bolsa se “ha pegado” a la ropa, ponemos la tapa con cuidado para que entre la menor cantidad de aire posible, dejando nuestra ropa lista para almacenar en nuestra bolsa de vacío.

Pequeñas, medianas o grandes
Tienes distintas opciones para elegir el tamaño de tu bolsa. Pequeñas, de 10x10cm, grandes de 130 x 90 cms. Las diferentes medidas nos permiten el almacenaje de todo tipo de ropa, desde calcetines hasta ropa de tamaño considerable y como el espacio no será un problema porque ocupan muy poco, puedes guardarlas encima de los armarios, debajo de la cama, o en el garaje por ejemplo.
En cuanto a sus materiales, podemos encontrarlas en nylon o polietileno, pudiendo tener una o dos caras transparentes o incluso de colores.
Al elegir una bolsa para el almacenaje de nuestra ropa debemos tener en cuenta la resistencia del material, la calidad de los cierres y la vida útil del mismo. Con estos tres puntos como referencia no tendremos problema en elegir la mejor bolsa para el almacenaje de nuestra ropa.