Biombos decorativos: el toque perfecto para tu hogar
A veces, el éxito de la decoración puede partir de elementos poco usuales, pero enormemente prácticos, como los biombos decorativos. Útiles para definir espacios en estancias de gran tamaño, para lograr rincones acogedores o favorecer la intimidad, los biombos son, además, el perfecto lienzo en blanco sobre el que desarrollar tu creatividad.
Originarios de China y popularizados a través de la moda japonesa, inundaron Europa con su infinita capacidad decorativa a partir de finales del s. XVII. Hoy en día están de regreso en todas las revistas de tendencia, por lo que, si te estás planteando darle una vuelta a la decoración de tu hogar, deberías tenerlos en cuenta.

Acertar en la elección: un triunfo seguro
A la hora de seleccionar un biombo perfecto para crear el ambiente deseado, deberías, en primer lugar, definir qué necesidad va a cubrir el biombo y qué atmósfera estás buscando con su adición. Así, si buscas aportar un toque moderno y sofisticado, podrías optar por las tramas y colores más de tendencia, hilos y superficies metalizadas y diseños minimalistas o geométricos. Por el contrario, si deseas aportar un toque del glamour de otros tiempos a juego con las paredes, los materiales deberían ser cálidos, como la madera decapada, el metal torneado (tipo hierro forjado) o las telas de estampados tradicionales.
Si lo que buscas es delimitar un espacio sin renunciar al paso de la luz, son muy recomendables los paneles japoneses de celulosa translúcida o los tradicionales biombos de gasa o tela de visillo. Y para conseguir ese rincón en el que preservar la privacidad, aportando a su vez un toque íntimo y seductor, ¿qué hay mejor que un sólido biombo de madera forrada en seda o cálidos brocados?

Crea tus propios espacios
En las casas con habitaciones de gran tamaño, o en los lofts tan en boga últimamente, son la manera perfecta de crear espacios personalizados, dividiendo la estancia sin necesidad de levantar muros y sin la sensación de agobio que a veces proporcionan las paredes. Además, contamos con la ventaja añadida de su menor coste y la facilidad con la que se pueden desplazar cuando sea necesario. Todo un acierto se mire como se mire.
Y que no te frene el presupuesto: es posible empezar a crear tus propios espacios con biombos desde poco más de 5€. Claro que, si te puedes permitir invertir un poco más en la decoración de tu hogar, encontrarás maravillosos paneles tradicionales japoneses que sobrepasan los 5000€.
 

Dinos qué te parece - se abre una nueva ventana o pestaña