Bicicletas de carretera. Paseos sobre asfalto

El ciclismo de carretera o en ruta es uno de los tipos de ciclismo más practicados en la actualidad pues te permite hacer deporte de forma segura y asequible. Si eres aficionado al ciclismo o te estás iniciando en él, sabrás que lo más importante es tener una bicicleta de carretera adecuada para practicarlo. Es muy importante la talla del cuadro, para que la bicicleta de carretera sea cómoda. Para que no nos de problemas de espalda debe adaptarse a la medida de nuestras piernas y a nuestra altura. Las bicicletas de carrerita tienen algunas diferencias con otros tipos de bicicleta, llevan manillares con cuña hacia atrás, varios platos, cuadros de aluminio o fibra de carbono, tienen diversas marchas y ruedas finas para adaptarse mejor al asfalto.

¿Qué tipos de bicicleta de carretera existen?

  • Bicicleta escaladora: es la bicicleta de carretera convencional, las más polivalentes y las más utilizadas. Son las más ligeras y pueden afrontar cualquier tipo de terreno. Es la bicicleta adecuada para iniciarse en el ciclismo.
  • Bicicleta aero: están diseñadas para alcanzar gran velocidad en terreno llano y en bajada. Tiene tubos planos para mejorar el coeficiente aerodinámico. Son una buena opción si quieres combinar ciclismo y triatlón, pues puede funcionar como bicicleta para contrarreloj.
  • Bicicleta endurance: son bicicletas de gran fondo, apropiadas para recorrer largas distancias. Están diseñadas para ofrecer la máxima comodidad posible en largas jornadas de pedaleo. También son apropiadas para caminos mal asfaltados.
  • Bicicleta contrarreloj, también llamada cabra: el diseño del manillar, en forma de cuernos, es muy característico. Se utilizan para etapas contrarreloj y triatlones de media y larga distancia. Tienen una gran capacidad aerodinámica y sacrifican la comodidad por velocidad.

¿Qué materiales utilizan las bicicletas de carretera?

El elemento principal en una bicicleta de carretera es el cuadro y se fabrican principalmente en dos tipos de material: aluminio y fibra de carbono.

Fibra de carbono: es un material ligero que absorbe mejor las vibraciones, también tiene una mayor rigidez que el aluminio. Las bicicletas de carretera con el cuadro de fibra de carbono son más cómodas en carreteras secundarias o mal asfaltadas.

Aluminio: los modelos de ilumino son más económicos y resistentes. Las bicicletas de carretera con el cuadro de ilumino son las más recomendadas si te estás iniciando en este deporte. En la actualidad el peso de estas bicicletas se ha aligerado mucho y puedes encontrar modelos que pesan menos de 10 kilos.