Aliméntate de una manera saludable con una batidora de vaso

El ritmo de vida actual nos está llevando a comer en la calle, lo que altera nuestros hábitos alimenticios con las consecuencias para la salud que esto puede implicar. Ahora más que nunca es imprescindible tener en nuestra cocina ciertos electrodomésticos que nos ayuden a preparar nuestros alimentos de una manera más rápida, pero también más saludable. De entre todos los electrodomésticos pequeños de cocina que tenemos a nuestra disposición, una batidora de vaso nos puede sacar de cualquier apuro para hacernos una comida rápida y sana.


¿Cómo son y para qué sirven las batidoras de vaso?

Muchas personas confunden las batidoras de vaso con las batidoras de mano o incluso con los robots de cocina, pero aunque tienen algunas características parecidas o incluso iguales, cada una está diseñada para funciones específicas.
Las batidoras de vaso se están introduciendo en nuestros hogares a pasos agigantados ya que con ellas se pueden preparar una gran cantidad de recetas saludables de manera sencilla. Por ejemplo, gracias a estos electrodomésticos, en apenas unos minutos nos podemos preparar un batido con las frutas y/o vegetales que tengamos a nuestro alcance o elaborar en un instante una sopa o un puré para hacer una comida ligera.

Con las batidoras de vaso se pueden revolver los ingredientes para que la textura no sea tan espesa como cuando queremos hacer un batido; además, mezclan los alimentos de una manera tan uniforme que son ideales para hacer cremas. También son muy eficaces para picar alimentos en trozos más pequeños o incluso para hacer purés sin que queden grumos.

Las de acero inoxidable son las más duraderas, pero también las más caras. Todas incluyen un vaso que puede ser de plástico o de cristal. El de plástico es más barato y pesa menos, pero puede retener olores; el de vidrio es más resistente y pesado, pero se puede romper si no lo tratamos con cuidado. Dependiendo de sus características, puedes encontrar una batidora de vaso entre 20 y 50€. 


¿Qué potencia debe tener una batidora de vaso?


Este es uno de los aspectos más importantes a tener en cuenta y dependerá del uso que le queramos dar. Lo normal es que tenga 500 vatios, pero también se pueden encontrar con una potencia mayor o menor. Con 300 vatios funcionan muy bien para mezclar ingredientes, pero no es suficientes para hacer unos buenos batidos o purés; con 500 vatios obtendremos una calidad adecuada en nuestros batidos; y a partir de 700 vatios serán perfectas para cortar y triturar los alimentos más duros.
 

Dinos qué te parece - se abre una nueva ventana o pestaña