Bases de audio y mini altavoces para reproductores MP3: buen sonido en cualquier lugar


Una buena calidad de sonido es indispensable para disfrutar de nuestra música favorita. Los teléfonos móviles y las tablets actuales son los dispositivos más cómodos para reproducir música allá donde estés, pero la inmensa mayoría de estos equipos no reproducen la música con la calidad de audio deseada. Las bases de audio y mini altavoces ofrecen una solución cómoda y eficaz a este problema ya que permiten llevarlos fácilmente encima y convertir cualquier reproductor de MP3 en un sistema de sonido de calidad.


¿Cómo escoger el aparato adecuado?

A la hora de elegir una base de audio o un mini altavoz para reproductores MP3 y móviles, hay básicamente tres grandes grupos de dispositivos, en función del tipo de conexión que establecen con el reproductor de música: altavoces con puerto, que se conectan al teléfono a través de una base fija; altavoces con conexión Bluetooth, que se conectan mediante este tipo de conexión inalámbrica (de la cual disponen todos los teléfonos móviles y muchos reproductores MP3); y finalmente altavoces con WiFi, que usan esta red inalámbrica que hay en casa para sincronizar y reproducir música, o con NFC.

La mayoría de personas querrá la máxima portabilidad para su base de audio, que le permita escuchar música fuera de casa, en el parque o en la calle, por lo que deben decantarse por una base de tipo inalámbrico o que disponga de tecnología Bluetooth. Algunas de estas bases tienen radio FM o incorporan un mando a distancia.

Otros aspectos a tener en cuenta acerca de los altavoces portátiles son los vatios de salida de sonido (este valor determinará los decibelios de potencia de audio), la autonomía (la duración de su batería), los accesorios que lleven (por ejemplo, un puerto USB para cargar el dispositivo MP3) y su portabilidad, es decir, el peso y las medidas. Este último aspecto lo determinarán las necesidades concretas del usuario: los mayores equipos suelen ofrecer mejor calidad y potencia, pero son más complicados de transportar que un equipo pequeño y compacto que quepa en cualquier mochila.

La mayoría de bases de audio y mini altavoces, además de ser estéreo (algunos ofrecen incluso más canales de audio), son compatibles con todos los dispositivos actuales, sea de forma inalámbrica o a través de cable, y son una buena inversión para todos los amantes de la música de alta calidad.
Hay mini altavoces con diseños novedosos y atractivos, de aspecto original y con colores desenfadados entre 10 y 30€. Pero si quieres lucirte, podrás comprar barras de sonido de lujo por hasta 800€.