Balanzas de cocina. La receta perfecta

Uno de los accesorios más útiles que podemos tener en una cocina es una balanza. Es cierto que podemos calcular las cantidades a ojo, pero las cantidades resultan muy poco precisas y podemos arruinar una receta. Si te gusta experimentar con guisos o pasteles nuevos, sabes que conseguir la correcta proporción de los ingredientes es importante y que a eso te ayuda la balanza de cocina. También es útil si estás siguiendo una dieta y necesitas saber exactamente la cantidad de lo que comes. Las balanzas de cocina se dividen en dos tipos: las analógicas/mecánicas y las digitales.

¿Cómo son las balanzas analógicas?

Las balanzas mecánicas no requieren baterías, tienen un diseño tradicional y pesan por aproximación. Tienen un aguja que señala a intervalos de 100 gramos, lo que hace más complicado mostrar el peso exacto. Entre sus ventajas están que son económicas, tienen gran capacidad de peso y son resistentes. Pueden ser:

  • Balanzas de muelle elástico: calculan el peso mediante un resorte y la propia fuerza del peso. Son las menos precisas.
  • Balanzas de contrapeso: son más precisas y funcionan comparando masas.

¿Cómo son las balanzas digitales?

Las balanzas digitales son más precisas. Suelen tener una capacidad de hasta 5 kg. de peso, usan pilas de litio e incluyen funciones como pesar líquidos o te permiten añadir nuevos elementos a pesar sin quitar los que ya has pesado. Entre los modelos más avanzados puedes encontrar:

  • Balanza dietética o nutricional: además de pesar los alimentos te informa sobre sus calorías, carbohidratos y grasas.
  • Balanza inteligente: tienen conexión bluetooth a tablets y móviles. Integra lo que has pesado en una aplicación que te ofrece recetas personalizadas y te propone una dieta saludable. También actualiza la receta dependiendo de para cuántos comensales va a ser y te avisa con un temporizador del tiempo que necesita.
  • Cuchara báscula: tiene forma de cuchara con el mango electrónico; insertas la cuchara en el paquete o viertes sobre ella el líquido y los pesa. Pesa hasta 300 gramos y es muy útil para hacer postres.

¿Qué características importan en una balanza de cocina?

  • Capacidad: tenemos que saber qué vamos a pesar habitualmente, si la necesitamos para grandes cantidades o para cosas pequeñas.
  • Precisión: lo más importante, busca la que te permita pesar en unidades más pequeñas.
  • Diseño: se busca que tengan un tamaño práctico, que puedas guardarla con comodidad y que su estilo armonice con tu cocina.
  • Limpieza: suelen limpiarse con un trapo húmedo. Existen modelos desmontables para una limpieza más sencilla.
Dinos qué te parece - se abre una nueva ventana o pestaña