Auriculares: la mejor forma de disfrutar de la música en cualquier lugar
Ya sea para escuchar nuestra música favorita sin molestar a la familia y los vecinos o para llevarla con nosotros a cualquier lugar, los auriculares se han convertido en un accesorio imprescindible para cualquier melómano.
Cómodos, portátiles y asequibles, son una fantástica alternativa para disfrutar de una gran calidad de sonido sin preocuparnos de la acústica del espacio donde nos encontremos, enredarnos con mil cables o realizar un desembolso económico considerable. Sin embargo, elegir nuestros auriculares ideales no es tarea sencilla, y dependerá mucho de nuestras necesidades, gustos musicales y presupuesto.

Comodidad, diseño y calidad de sonido
Básicamente, tenemos tres grandes tipos de auriculares. Los In Ear son aquellos cuyo diseño y reducido tamaño permiten introducirlos en el canal auditivo, aislándonos del ruido exterior e impidiendo que se muevan o caigan. Son ideales para usarlos mientras se camina o se hace ejercicio, aunque hay que tener en cuenta que deberemos colocarlos muy bien y elegir una almohadilla del tamaño adecuado para que no se muevan y no se pierda parte de los graves.
Los auriculares supraaurales son aquellos que tienen forma de diadema y se sostienen sobre nuestras orejas, cubriéndola pero no rodeándola. Ligeros, resistentes y fáciles de transportar, son una excelente opción para llevarlos siempre en nuestra mochila de camino a nuestro lugar de trabajo, estudio o vacaciones.
Este tipo de auriculares suele ofrecer una muy buena calidad de sonido, aunque no aíslan del ruido tanto como los del último grupo: los auriculares de diadema o circumaurales. Robustos y de mayor tamaño, rodean por completo la oreja y al mismo tiempo se separan ligeramente del oído, ofreciendo una reproducción de frecuencias mucho más rica,  lineal y precisa, con enorme potencia y escasa distorsión. Son los que ofrecen la mejor experiencia auditiva y son ideales para utilizarlos en casa con nuestro equipo Hi-Fi.

Con la música a todas partes
Una vez elegido el tipo de auricular que mejor se adapta a lo que buscamos, no debemos dejar de fijarnos en algunos aspectos técnicos como la impedancia, la sensibilidad o el rango de frecuencias, además de escoger entre un modelo con cable o inalámbrico y, por supuesto, decantarnos por un diseño que nos resulte atractivo.
Obviamente, nuestro abanico de posibilidades será más o menos amplio dependiendo de nuestro presupuesto, pudiendo encontrar en el mercado desde económicos modelos de apenas 1€ hasta lujosos equipos profesionales de más de 2000€.