Aspiradoras: garantía de limpieza
La limpieza del hogar ha sido, por una evidente cuestión de comodidad y de salubridad, una preocupación constante desde el principio de los tiempos. Pero no sería hasta los albores del siglo XX que viera la luz el gran invento que relegaría a escobas, mopas y cepillos a un nivel secundario: la aspiradora. Gracias a su motor de succión, este nuevo artilugio eliminaba de manera mucho más eficaz el polvo y la suciedad acumuladas en el hogar.

Un modelo para cada necesidad
En el mercado, podemos encontrar aspiradoras de muy diversos tipos. Las más habituales son las de tipo trineo, con un tubo flexible que lleva hasta la máquina, generalmente sobre ruedas, en la que se encuentra tanto el motor como el depósito donde se almacena la suciedad. Pueden, a su vez, ser de bolsa, de filtro de agua, etc.
También tenemos de tipo escoba, modelos más ligeros y dinámicos, con el depósito en el mango. Otra opción son las aspiradoras de mano, autónomas y óptimas para pequeñas superficies de acceso complicado. Por último, los novísimos robots aspiradores, que recorren la estancia de manera independiente sin que el usuario tenga que manipularlos.
Si estás pensando en hacerte con una aspiradora, te recomendamos que primero analices bien tu situación. ¿Se trata de una superficie a limpiar extensa (una nave industrial) o pequeña (un apartamento de una habitación)? ¿De qué superficies hablamos (alfombras, parquet, piedra…) La limpieza ¿será diaria, semanal…? ¿Hay animales que suelten pelo? ¿Cuántas personas transitan por el lugar? ¿Hay personas con alergias o sensibilidades especiales? En función de todo ello, deberás examinar los diferentes modelos: su versatilidad y conveniencia en cada caso significarán la diferencia entre una gran compra y una gran decepción.

Siempre a lo seguro
Lo más habitual, si no conoces mucho del mercado de las aspiradoras, es acudir a las marcas más comunes. Las aspiradoras Dyson, por ejemplo, son de las más conocidas y demandadas del mercado. Con un rango de precios que oscila entre poco más de 50€ por una aspiradora de segunda mano, hasta más de 1000€ por uno de los modelos profesionales, es fácil encontrar una aspiradora que se ajuste a tus necesidades. Además, se trata de un electrodoméstico muy duradero, cuyas piezas se pueden sustituir en caso necesario, incluido el motor.
Hoy sabemos que la limpieza de nuestro entorno (hogar, lugar de trabajo, etc.)  es imprescindible no sólo para asegurar nuestra comodidad, sino para garantizarnos una vida más sana, y los aparatos de aspiración y limpieza han supuesto una revolución en ese sentido, una revolución a la que te invitamos a sumarte.
 

Dinos qué te parece - se abre una nueva ventana o pestaña