Personaliza tu baño al detalle 

La personalización de tu baño no tiene por qué limitarse solo a decorar los espejos, las paredes con azulejos o a combinar las toallas. Hoy en día existe una gran variedad de tapas y asientos para inodoro que se adaptan a muchos estilos de baños y pueden jugar un papel importante dentro de la decoración.  Pero, ¿cuánto cuesta un asiento o tapa para WC? Podemos encontrar modelos nuevos desde aproximadamente 20€ hasta más de 60€, dependiendo del material con el que estén hechos y los detalles que puedan tener. Por ejemplo, la tapa wc victoria, la preferida de muchos para el wc, la encuentras por 45€. 

Cómo elegir la tapa correcta para tu WC 

Los modelos de inodoros más comerciales suelen ser bastante similares en cuanto a medidas, sin embargo, puedes encontrar algunas diferencias que harían que una tapa o asiento no encaje adecuadamente en el tuyo, es por eso que debes considerar lo siguiente: 

  • Asegúrate de cuál es el modelo de tu inodoro y qué taza encaja en él, por ejemplo, una taza redondeada, rectangular u ovalada. Ten en cuenta que la redondeada y la ovalada se parecen mucho y pueden prestarse a confusión. Para que esto no ocurra, recuerda que las ovaladas tienen la parte de atrás totalmente recta, es decir, la parte en la que están las bisagras, mientras que las redondeadas tienen un poco de curvas en los bordes de la parte posterior.
  • Calcula el tamaño de tu wc para determinar qué taza de inodoro debes comprar. Mide la distancia entre los anclajes donde se sujeta la tapa, la distancia desde los anclajes hasta la parte delantera de la tapa (con la tapa cerrada) y el ancho de la tapa cerrada en su punto más amplio.
  • Por último, elige un tapa o asiento que encaje en la estética del baño. Hay modelos muy originales que se pueden combinar con el estilo de las alfombras o cortinas de baño.

Características adicionales de las tapas para inodoro 

Algunas tapas ofrecen ciertas funciones o características que les agregan valor, y, aunque no son esenciales, merece la pena conocerlas: 

  • Sistema de fijación fácil y desmontable, por ejemplo, de fijación por la parte superior. Es muy útil porque permite limpiar a fondo el área de los anclajes.
  • Caída amortiguada sin ruido.
  • Tratamiento adicional bactericida.
  • Materiales duraderos y antibacterianos. Cabe destacar que el tipo de material también influye en la temperatura habitual de la tapa y del asiento.