Los mejores accesorios para los gatos más exigentes
¿Acaba de sumarse a tu familia un nuevo miembro felino? Si es la primera vez que tienes un gato en casa, es probable que ya estés informándote sobre cómo alimentarlo y los productos sanitarios básicos para cuidar su salud, pero tal vez no te hayas planteado aún la importancia de los muy diversos accesorios que puedes y debes adquirir para tu mascota. Los juguetes, areneros, comederos y rascadores van a estar en contacto diario con tu gato y van a formar una relevante parte de su vida, así que vamos a ayudarte a elegir los mejores y más necesarios.

Higiene, descanso y ocio
En primer lugar, necesitarás una bandeja con arena para gatos, que debe ser del tamaño adecuado para que nuestro felino tenga espacio suficiente y se encuentre a gusto en ella. La limpieza de este espacio será fundamental tanto para el animal (que lo rechazará si está muy saturado y lleno de olores) como para nuestra casa, así que debes pensar en un arenero que te resulte fácil de limpiar al menos una vez por semana. En cuanto al relleno, es recomendable optar por sustratos de maíz y perlas de sílice, absorbentes y seguros, y evitar productos arenosos que desprendan muchas partículas.
Otro accesorio básico que también deberás adquirir en función del tamaño del gato es su comedero. Es aconsejable que sea doble, para poder colocar la comida y el agua al mismo tiempo, y que sea de metal y no de plástico, tanto por higiene como por facilidad de limpieza. Si pasamos mucho tiempo fuera de casa, una buena idea es adquirir un comedero automático que provea de alimento al gato durante todo el día o a determinadas horas.
En lo que respecta al descanso, es posible que tu gato sea de los que se tumban a dormir allá donde les plazca, pero lo suyo es que tenga una cama donde pueda acurrucarse y sentirse seguro. Una vez más, será fundamental que ésta se adecúe al tamaño del animal y que podamos desenfundarla y lavarla fácilmente.
Si no queremos que nuestro gato afile sus uñas destrozando nuestros sillones, es imprescindible que le compremos un rascador donde hacerlo. Dependiendo del espacio del que dispongamos, podemos encontrar desde sencillos rascadores de menos de un metro hasta complejos modelos con cuevas en las que esconderse o con forma de árbol con diferentes niveles y plataformas. No hay que olvidar que los gatos, aunque duermen mucho y a veces parecen muy tranquilos, también tienen mucha energía que deben liberar, por lo que es una buena idea hacernos con algunos juguetes.
 

Dinos qué te parece - se abre una nueva ventana o pestaña