Un estudio fotográfico que potencie tu habilidad con la cámara


Si has llegado hasta aquí, seguramente eres de esos intrépidos fotógrafos que están pensando en cómo dar forma a su propio estudio fotográfico o, al menos, equiparlo como se merece. En este sentido no te debes preocupar, porque mientras dispongas de una zona más o menos amplia para dar rienda suelta a tu actividad, iluminarlo, poner un fondo y completarlo con los artículos y herramientas necesarias podrás armarlo sin complicaciones.
El mundo online te ofrece una oferta amplísima y variada para que la calidad, aunque importante, quede siempre supeditada a tu talento y genio creador dentro del estudio de fotografía.


Material básico para iluminar tu estudio fotográfico

Como fotógrafo quieres disponer de todas las facilidades que te ofrece el mercado para lograr instantáneas nítidas y que muestren un buen uso de la luz. Para ello, es siempre recomendable disponer de los materiales precisos y así garantizar una iluminación de calidad.
En ese sentido, los kits de iluminación de estudio debe cubrir aspectos importantes:

  • Luz continua: referida a la luz que está presente en todo momento. Esto comprende las lámparas de tungsteno, los reflectores LED, los focos halógenos o las lámparas fluorescentes. Su diferencia respecto al flash es que siempre está activa independientemente de si estás o no tomando fotos. Hay algunos equipos más que aceptables por 140€.
  • Flash externo: es la fuente de luz que ofrece más posibilidades, ya que permite trasladarse sin demasiada dificultad y dispararse directamente sobre lo que más te interesa. Los precios, generalmente, van entre los 40 y 300€, por lo que no tendrás problemas para encontrar uno que se adecúe a tu presupuesto y objetivos.
  • Flashes de estudio: esencial en un buen kit de iluminación para fotografía, aunque eso sí, son grandes y pesados y no destacan precisamente por su manejabilidad. Aun así, son vitales si quieres ir un paso más allá modelando la luz, pues estos flashes se pueden combinar con múltiples accesorios con los que obtener efectos muy personales. Sus precios son variados, pero los hay con muy buenas prestaciones por unos 200€.

La iluminación del estudio es solo el primer paso hacia el éxito

Una vez que empieces a entender los tipos de luz y las posibilidades que ofrecen, encontrarás nuevos utensilios y herramientas que incorporar a tu estudio. Si tus intenciones, además, son profesionales, es posible que también te interese hacerte con un sencillo estudio fotográfico portátil, que te permitirá desplazarte sin problema en caso de que te soliciten en alguna otra ciudad o incluso país.
¡Adelante! ¡Dispara y comienza a crear una colección de fotografías memorable!