Gimnasia rítmica y deportiva: arte y deporte a partes iguales
Si lo tuyo es la gimnasia rítmica o deportiva, sabrás lo importante que es no precipitarse y elegir muy bien la ropa y los accesorios que vayamos a utilizar al practicarla, tanto a diario como de cara a una prueba o competición. En el caso de la gimnasia rítmica, al tratarse de una disciplina especialmente vistosa y atractiva para el público, no sólo buscaremos la máxima comodidad para movernos con total libertad, sino que también prestaremos gran atención a los aspectos estéticos para que nuestra equipación nos aporte al mismo tiempo un plus de elegancia y estilo.

La indumentaria
En lo que se refiere al maillot, si todavía no competimos a un gran nivel es recomendable empezar con uno básico, fijándonos siempre en que la tela sea elástica y nos resulte cómoda, los tirantes no sean demasiado estrechos, el escote sea discreto y las transparencias vayan bien forradas. Según nuestras preferencias y nuestro presupuesto, podemos encontrar desde sencillos maillots de lycra por poco más de 5 euros, hasta auténticas joyas de diseño con flecos, mangas, faldas de tul, cristales hotfix... Brillar ante el público y jueces puede depender en buena medida de nuestra elección, aunque tampoco debemos obsesionarnos en exceso con ello y dejar que el maillot eclipse nuestra presencia y nuestros ejercicios.

Los aparatos
No todos están presentes en todas las competiciones, pero hay algunos aparatos que no deberían faltar nunca en nuestro equipo básico, como los aros, las pelotas, las cintas y varillas, las cuerdas y las mazas. Disponibles en diversos materiales, tamaños y colores, configuran una oferta casi infinita que debemos adaptar tanto a nuestros gustos como a nuestro nivel de práctica. Igualmente deberemos tener en cuenta si vamos a realizar nuestros ejercicios en modalidad individual o de conjunto, en cuyo caso deberemos ponernos de acuerdo con nuestras compañeras a la hora de escoger y adquirir tanto los maillots como los el resto de los aparatos y artículos que vayamos a utilizar.

Listas para deslumbrar
Una vez elegida nuestra flamante equipación, "solo" nos quedará encerrarnos en el gimnasio y entrenar, entrenar y entrenar entre bancos y esterillas. Por mucho que hablemos de una de las disciplinas deportivas más armónicas y artísticas, seguirá siendo la técnica de nuestros movimientos lo que más valoren los jueces sobre el tapiz, de modo que serán estos los que debamos trabajar al máximo para poder lucir con orgullo nuestro nuevo maillot.