Artículos de escala Z para modelismo ferroviario, pequeñas joyas para la maqueta

El modelismo ferroviario consiste en recrear la realidad lo más fielmente posible, pero en miniatura. No solo se replican las locomotoras y vagones de época sino también las instalaciones ferroviarias, estaciones, circulación, maniobras, señales, automatismos y paisaje.
Hay muchas técnicas a aprender y desarrollar: desde la carpintería para construir el soporte de la maqueta hasta la decoración final, pasando por el diseño de los planos y el circuito de vías, la orografía del terreno, la electrificación y la electrónica, etcétera.

Entre coleccionistas y expertos, existen tres escalas fundamentales en el modelismo ferroviario: H0, N y Z. De las tres, los artículos de escala Z ocupan un lugar privilegiado entre los coleccionistas, por su tamaño pequeño y la perfección de su detalle.

Un mundo de posibilidades en miniatura

Una de las primeras decisiones al iniciarse en el modelismo ferroviario es la elección de la escala, ya que ésta determinará todos los elementos de la maqueta.
En muchos casos, los aficionados no disponen del espacio para una maqueta de tamaño que desearían, pero con la escala Z eso es más posible, ya que es la que más se aproxima a la realidad a una escala más pequeña. La escala Z permite realizar instalaciones mayores en espacios limitados o pequeños, en comparación con otras escalas algo mayores como la H0 o la N.

Todas las escalas actuales están incluidas en las normas NEM. La escala Z tiene una factor de escala de 1:220 y su ancho de vía es de 6,5 mm. Es una de las escalas de producción industrial más pequeñas del mundo. Hay fabricantes en todo el planeta que producen artículos en esta escala, por lo que es fácil encontrar toda clase de elementos de decoración, aunque entre dichas marcas resalta Märklin como una de las más famosas y reconocidas en esta escala.

Una vez elegida la escala Z como opción, hay que sumergirse en un mundo de elecciones: el tipo y forma de la maqueta, el estilo (urbano, rural), la clase de trenes y vagones de pasajeros o de mercancías que circularán por las vías y de todo el aspecto global de la maqueta a escala Z.

Otro detalle a tener en cuenta es la corriente y el sistema de control eléctrico de los trenes, con los cuales las locomotoras a escala Z son compatibles.
Se pueden encontrar elementos para modelismo ferroviario a escala Z a partir de 10€ y hasta 500€ para kits de trenes enteros con muchos vagones o series de coleccionista. Sea cual sea tu elección, el modelismo ferroviario te asegurará horas de diversión.