Adiestra y entrena a tu perro con los mejores consejos

Cuando un perro llega a nuestro hogar, pensamos que va a saber hacer de todo. Pero esto no es en absoluto cierto, ya que un cachorro necesita de un buen adiestramiento y entrenamiento para aprender, desde a hacer sus necesidades fuera de casa hasta cumplir con las órdenes que les demos. En el mercado, existen un sinfín de artículos para adiestrar a tu perro y con un rango de precio entre 2 y 1000€. 


¿Con qué edad adiestrar a un perro?

Ésta es una de las principales cuestiones que se plantea todo dueño de un perro cuando éste llega a su hogar. Según los adiestradores, debes esperar hasta que el perro sea mayor para poder trabajar con él en positivo, es decir, utilizando técnicas de adiestramiento tradicional. Para ello, lo mejor es que lleves siempre una bolsa portapremios en la que llevar chucherías para cuando tu perro haga algo bien.
Eso sí, desde que el cachorro llega a casa sí que puedes conseguir que aprenda a hacer "sus cosas" fuera de casa. Para ello, lo mejor es que utilices empapadores y ponerlos siempre en el mismo lugar de tu casa para que el cachorro aprenda que es en ese sitio donde tiene que hacerlo.


Consejos para adiestrar a tu perro

Cuando empieces a adiestrar a tu perro, lo primero que tienes que tener en cuenta son las cosas que no debes hacer, las cuales son las siguientes:

  • Nunca gritarle o regañarle, ya que esto no es efectivo.
  • No desesperarse. La paciencia máxima es algo que no puede faltar si quieres adiestrar o entrenar a tu perro.
  • No utilizar nunca collares de ahogo.
  • Llámarle siempre por su nombre y luego darle la orden.

Uno de los elementos que no pueden faltar a la hora de entrenar a tu perro es un clicker. Con esta herramienta podrás tocarla cada vez que tu perro haga algo bien y él lo entenderá a la perfección.
Otra de las cosas que más preocupan a los dueños de perros es el tema de los ladridos. Existen muchos dispositivos antiladrido en el mercado. Estos collares cuentan con un receptor que se coloca bajo el cuello del perro y, a través de un micrófono, detecta las vibraciones que produce el propio ladrido. Cuando el perro ladra, el collar emite una pulverización de spray o una descarga eléctrica que hará un efecto sobre el perro que interrumpirá de inmediato el ladrido.
 

Dinos qué te parece - se abre una nueva ventana o pestaña