Un anillo Swarovsky, ¿Por qué no?
Desde 1895, la marca Swarovski produce en Austria objetos de lujo fabricados con cristal tallado, cuya técnica de corte y la maquinaria para realizarlos fue patentada por su fundador, Daniel Swarovski.
A día de hoy, esta marca sigue siendo pionera en el desarrollo constante de técnicas que logran sacarle gran brillo a los cristales para que transmitan su belleza en los anillos y en todos los demás productos Swarovski, como pendientes, collares, pulseras, etc.
Un anillo Swarovski está elaborado con únicas y patentadas técnicas de engaste que garantizan su originalidad y belleza. Por ejemplo, el engaste Pavé, consiste en cubrir distintas superficies con pequeños cristales que crean un brillo espectacular, y el engaste Pointiage ® es un trabajo sobre cerámica donde cada cristal es colocado manualmente, lo que permite juntar piedras de varios tamaños y crear formas únicas.

¿Me lo puedo permitir?
No podemos comparar mariposas con colibríes, al igual que no todas las marcas de bisutería, o piezas como anillos o brazaletes, son iguales en calidad, estilo o precio. Por eso tenemos que valorar qué es lo que queremos adquirir.
Los productos de buena calidad, como la bisutería de Swarovski, no se estropean fácilmente con el uso ni con el paso del tiempo. Además de que los cristales Swarovski están cortados y engarzados con técnicas de precisión, muchas piezas tienen un baño de rodio (material del grupo platino) que garantiza un gran brillo y resistencia a la corrosión.
¿Qué queremos decir con esto? Que la adquisición de un producto Swarovski nuevo siempre será una buena inversión, y un anillo Swarovski de segunda mano estará, muy probablemente, en perfectas condiciones de uso y a un precio asequible.

Hablemos de precio, ¿Cuánto cuestan?
Swarovski ofrece desde anillos clásicos sencillos, hasta diseños más exclusivos en colores vivos, pero, cabe recalcar, que siempre incorporan los conocidos cristales Swarovski cortados con su técnica propia.
De la colección Cristal Elements encontramos piezas nuevas desde 4,95€ hasta los 61€, y el modelo Alchemy - Sombra de la Muerte lo encontramos nuevo por, aproximadamente, 14€ euros.
El modelo más conocido es el famoso anillo Nirvana, que viene en una gran variedad de colores y en diseños sencillos, pero con personalidad. El precio de un producto nuevo es de unos 86€, y uno de segunda mano está en el orden de los 65€.
Un anillo de oro y diamantes luce muy bien, pero no está al alcance de todos. Sin embargo, la piezas de Swarovski son más accesibles y su belleza y calidad es tal que incluso las estrellas de Hollywood no se resisten a usarlo en una alfombra roja.