Altavoces para ordenador: el sonido te envuelve

Los altavoces para ordenador son periféricos que se adaptan a tu equipo para emitir sonidos. Los ordenadores de sobremesa no suelen llevar altavoces incorporados y los portátiles, aunque sí los llevan, suelen tener un sonido muy bajo que no es el adecuado para determinadas actividades como ver una película. Es por eso que resulta recomendable tener unos buenos altavoces para esos momentos en los que quieres disfrutar de un sonido de calidad. En eBay puedes encontrar una gran variedad de altavoces nuevos y de segunda mano para adaptarlos a tu ordenador.

¿Qué tipos de altavoces para ordenador existen?

  • Altavoces sin alimentación: se conectan directamente al ordenador mediante un puerto USB, por lo tanto, no necesitan estar enchufados a la corriente. Se pueden poner y quitar con facilidad y no tienen mucha potencia de sonido.
  • Altavoces alimentados: llevan incorporada una fuente de alimentación y se enchufan a la corriente eléctrica; proporcionan más potencia y calidad de sonido.
  • Altavoces 2.1: este modelo lleva, además de los dos altavoces, un subwoofer para realzar los graves; ofrecen más calidad de sonido.
  • Altavoces 5.1 o 7.1: estos altavoces para ordenador cuentan también con un subwoofer y, además, 5 o 7 altavoces, respectivamente, para poder distribuirlos por la habitación y conseguir un sonido envolvente. Necesitan tres clavijas: roja, azul y verde. Si tu ordenador no las tiene, deberás adquirir una tarjeta de sonido externa para conectarlos.

¿Qué deben tener unos altavoces para ordenador?

  • Potencia: es el volumen que podrá alcanzar el sonido al salir por los altavoces para ordenador. Una potencia de 20W es lo más habitual.
  • Calidad del sonido: es fundamental, permite que escuchemos los sonidos de forma clara y nítida.

¿Dónde debes situar los altavoces para ordenador?

A la hora de elegir tus altavoces para ordenador también es importante saber qué uso vas a darles y dónde vas a situarlos.

  • Ordenador portátil: vas a estar moviéndolo de un lado a otro, por lo que lo más práctico es un altavoz pequeño conectado al puerto USB para que puedas llevarlo contigo con facilidad.
  • Ordenador de sobremesa: en este caso, sí puedes ponerle un altavoz más potente conectado a la corriente eléctrica. Tanto un modelo normal como uno con sonido envolvente son adecuados.
  • Espacios pequeños: si vas a situar los altavoces en una habitación pequeña, es recomendable que no sean demasiado grandes para que no se distorsione el sonido.
  • Sonido envolvente: necesitas una habitación con espacio suficiente para disponer los altavoces repartidos por ella y conseguir un efecto envolvente.
Dinos qué te parece - se abre una nueva ventana o pestaña