Importancia del uso de alfombrillas y reposamuñecas para ordenadores

Hoy día es habitual pasar muchas horas delante de un ordenador, pues hay una infinidad de tareas laborales y de ocio que están directamente vinculadas a esta tecnología. Cualquier actividad o postura repetida tiene repercusiones en el cuerpo, en forma de lesiones, contracturas, dolores, etc. A causa de posturas derivadas del uso del ratón y el teclado del ordenador, las muñecas pueden resultar afectadas. Por ello, un espacio de trabajo ergonómico es fundamental.

¿Por qué utilizar alfombrillas y reposamuñecas para ordenadores?

Los períodos prolongados escribiendo en el teclado del ordenador o usando el ratón provocan que la muñeca esté apoyada sobre su cara inferior. Además de sobrecargas y molestias puntuales, la mala postura y la repetición prolongada pueden derivar en el síndrome de túnel carpiano.

Apoyar correctamente la muñeca en la parte de gel de la alfombrilla o reposamuñecas facilita la alineación de mano, muñeca y antebrazo, evitando sobrecargas. En el caso de las alfombrillas y reposamuñecas para teclados, estos cambian el ángulo entre dedos y muñeca, posibilitando una postura más relajada.

Además, no solo las muñecas se ven afectadas por las posturas repetidas por el uso de teclado y ratón, sino que hombros, espalda y cuello pueden sobrecargarse. El uso de alfombrillas y reposamuñecas para el ordenador modifica el ángulo de colocación de brazos y manos, disminuyendo el riesgo de sobrecargas en otras partes del cuerpo.

¿Cuáles son las lesiones más habituales?

Más allá de molestias puntuales o cansancio, en lo que respecta a la muñeca, la lesión más habitual derivada de la postura continuada delante del ordenador es el síndrome de túnel carpiano.

También el dolor en la parte externa o tendinitis en el codo pueden derivar de la mala colocación de la mano. Para evitar esta lesión por repetición, codo y parte superior de los brazos deberían formar un ángulo de 90 grados.

¿Cuál es la postura correcta delante del ordenador?

  • A la hora de estar sentados, la postura correcta para la espalda es en ángulo recto, sin que esta esté curvada.
  • También es muy importante no permanecer en la misma posición tiempos prolongados. Por ello, es aconsejable moverse y realizar pequeños estiramientos.
  • La pantalla del ordenador ha de situarse por debajo de los ojos, para dirigir naturalmente la mirada hacia abajo y no forzar las cervicales.
  • Para proteger la vista, es aconsejable desviar la mirada en intervalos de tiempo: mirar a un punto lejano para facilitar la relajación ocular.
Dinos qué te parece - se abre una nueva ventana o pestaña