Adaptadores y cargadores, accesorios importantes 

Si eres dueño de un ordenador portátil, seguramente casi siempre tendrás a mano el cargador, y qué desdicha el día que olvidas llevarlo contigo y tienes que terminar un importante trabajo justo cuando se agota la batería. Los cargadores de portátiles son una parte integral de nuestro ordenador portátil. Sin ellos, no podríamos cargar la batería y, evidentemente, no podríamos usar el portátil.  

¿Qué necesito, un cargador para portátil o mejor una batería extra?

 Las portátiles han ido haciendo, a lo largo del tiempo, muchos cambios en sus componentes para consumir menos energía que sus contrapartes de sobremesa, y se han vuelto muy eficientes al trabajar solo con la batería. Sin embargo, aún requieren de una fuente de energía que se conecte a la red, bien sea para recargar la batería o para que funcione con la corriente que viene directamente desde el enchufe. Si lo que buscas es autonomía absoluta, existen otros accesorios que de verdad te permiten alejarte de los enchufes, por ejemplo, las baterías externas para ordenadores portátiles. Son bancos de energía o baterías portátiles que no hay que confundir con los cargadores o adaptadores para portátil. Para que no te confundas, las baterías externas son similares a los cargadores portátil para móvil, es decir, los que te permiten para cargar tu smartphone mientras estás en movimiento.  

Cosas a tener en cuenta en el momento de buscar cargadores para portátiles 

Supongamos que necesitas otro cargador para tu ordenador portátil, ya sea porque se te ha estropeado el que tenías o porque quieres comprar otro para tener uno en cada sitio que frecuentas sin tener que llevar el pesado cargador contigo.
Lo primero que debes considerar es si quieres un cargador original o prefieres un cargador universal para portátil que te sirva para varios ordenadores. Valora también cuánto te quieres gastar. Un cargador original puede costar entre 40 y 70€, pero uno universal cuesta entre 10 y 20€. También ten en cuenta el consumo de energía de tu portátil; debes saber las especificaciones de tu cargador original para comprar uno que funcione con modelo de ordenador (revisa el input y output, que son las entradas y salidas de voltaje y amperaje). Por último, revisa que las clavijas encajen, aunque la mayoría son muy parecidas, algunos fabricantes prefieren salir del estándar y tener su propia clavija de conexión. 

Ventajas de un adaptador universal 

Si te decides por un cargador universal, tienes la ventaja, adicional al precio, de tener un cargador que funcione para varios dispositivos, incluso si tienen diferentes voltajes y amperajes. Así, con un solo adaptador podrás cargar varios ordenadores y tablets distintos.