Adaptadores de corriente universal

Los aparatos de imagen y sonido, como son las televisiones o home audio, utilizan fuentes de alimentación externas. La principal ventaja de presentar la fuente de alimentación de forma externa es que es más fácil sustituirla en caso de fallo. La otra gran ventaja es que al no ir dentro del aparato, este puede ser de tamaño más pequeño.
En caso de fallo del adaptador AC, podemos sustituirlo por otro adaptador específico para ese aparato o por un adaptador de corriente universal. 


Qué debemos tener en cuenta a la hora de comprar un adaptador de corriente

Tenemos que tener en cuenta el voltaje de entrada, el de salida, la polaridad y el tipo de conector.
El voltaje de entrada tiene que coincidir con el del enchufe de la pared, que en España es de 230V. La mayoría de los adaptadores de corriente, tanto los que vienen de serie con los aparatos eléctricos como los universales, soportan un voltaje de entrada de entre 100V y 240V.
La polaridad puede ser DC o AC. Los adaptadores universales suelen tener la posibilidad de escoger entre ambas opciones.
El voltaje de salida  puede ser de 1,5V, 3V, 4,5V, 5V, 6V, 7,5V, 9V, 12V, 15V, 16V, 18V, 19V, 20V o 24V. Una potencia de salida inadecuada, mayor de la necesaria puede dañar el aparato. Y si es inferior no funcionará.
La mayoría de los adaptadores que utilizan los aparatos de televisión y sonido tienen clavijas especiales, diferentes entre cada marca, algunas veces incluso específicas para ese modelo de aparato en concreto.
Con los adaptadores universales el usuario puede ajustar todos estos parámetros, incluso el tipo de conector o clavija.

Otros fallos de la fuente de alimentación externa

En algunos casos, el fallo estará solo en el cable que conecta el aparato con la fuente de alimentación o la fuente de alimentación con la red. Dependiendo del modelo de la fuente de alimentación a veces es posible comprar el cable por separado..
Si el motivo por el que el adaptador ha dejado de funcionar es por una subida de tensión eléctrica, para evitar que esto vuelva a suceder deberemos comprar un estabilizador, para garantizar que el aparato recibe la potencia adecuada en todo momento. ¿Cuánto cuesta un adaptador de corriente universal?
El precio de un adaptador universal suele estar entre 10 y 20€. El precio varía normalmente en función de las opciones que tiene, ya que no todos cuentan con el mismo número de clavijas o no ofrecen todas las opciones de voltaje de salida. Asegúrate siempre de comprobar que el adaptador que compras es el adecuado para tu aparato.