Comprar por Categoría

Gana un dinero extra

Crea tu anuncio

La tranquilidad de comprar en eBay

Ayuda, reembolsos y devoluciones
Más información
RIGHT

 Vinos y gastronomía: reglas básicas para un buen maridaje

El maridaje es el arte de combinar diferentes vinos  y platos adecuadamente con la finalidad de resaltar sus aromas y  sabores y de esta manera disfrutar al máximo de la degustación de ambos. 

Los expertos en vinos y gastronomía  siguen algunas reglas básicas para el maridaje, aunque siempre hay  excepciones y por supuesto también cierta libertad para elegir vinos y  platos de acuerdo a las preferencias personales de cada uno. 

Vinos tintos para platos con carnes rojas y grasas 

Los vinos tintos  contienen taninos, sustancias astringentes que aportan estructura y que  son los responsables de esa sensación ligeramente rústica y amarga que  dejan los vinos tintos en la boca. Los taninos maridan perfectamente con  carnes rojas y grasas ya que éstas últimas suavizan sus efectos,  disminuyendo la sensación de rugosidad y amargura. 

Un buen vino tinto en general marida muy bien con una chuleta asada,  un estofado suculento o un plato de pasta rellena con salsa de tomate y  carne. 

Vinos blancos para carnes blancas y pescados 

Los pescados y las carnes blancas en general contienen bajo nivel de  grasas y por lo tanto son mejor acompañadas por vinos con bajo nivel de  taninos, como los vinos blancos Chardonnay o Sauvignon Blanc por ejemplo. 

Los vinos blancos ácidos como el Verdejo o Garnacha Blanca  acompañarán perfectamente platos con sabores ácidos como el ceviche o  spaghetti con salsa filetto. 

Cómo maridar embutidos, jamones y conservas 

Los embutidos, así como los jamones y conservas también merecen un buen maridaje que haga resaltar los sabores en el “picoteo” previo a las comidas. 

En general los jamones y otras conservas van muy bien con tintos  jóvenes y frescos, cuyos taninos contrastarán con los sabores intensos y  las grasas de las conservas. Para estos casos también es posible elegir  un vino tinto generoso, añejo y con aromas profundos. 

En el caso de los embutidos, un buen chorizo o salchichón se puede  acompañar con un vino tinto joven y afrutado que destacará perfectamente  los sabores de los condimentos y la untuosidad de las grasas. 

Vinos para acompañar postres y dulces 

También existen reglas básicas de maridaje para postres y dulces. Las  tartas de cremas y frutas maridan muy bien con vinos espumosos que  aportan un toque fresco y ligeramente ácido, el cual ayudará a resaltar  los sabores dulces. 

Para acompañar postres que contienen chocolate es buena idea elegir  un Oporto u otro vino dulce. Un sorbo antes de degustar el plato  transformará las sensaciones que transmiten tanto el vino como el  postre, potenciando las notas dulces del cacao. 

Dinos qué te parece - se abre una nueva ventana o pestaña