Protegiendo nuestros equipos de los cortes de energía
A menudo nuestros sistemas informáticos necesitan protección y fuentes alternas de electricidad para que sigan funcionando ante interrupciones de energía eléctrica. Ya sea que estés trabajando en tu ordenador con un poderoso programa de diseño, animando 3D,  administrando una base de datos que requiera estar en línea constantemente o bien, te encuentres gestionando una serie de servidores o sistemas de seguridad que no pueden quedarse sin alimentación de energía, debes pensar en comprar un sistema de alimentación ininterrumpida (SAI) y baterías para ordenadores.
Los sistemas SAI, también conocidos por sus siglas en inglés como UPS (Uninterruptible Power Supply), comienzan a funcionar automáticamente cuando se produce un corte en el suministro eléctrico, evitando de esta forma que se apague tu ordenador imprevistamente, dándote tiempo para que puedas guardar la información vital de tu trabajo y puedas hacer un apagado correcto de tu equipo.
El precio de los SAIs dependerá, entre otras cosas, de la potencia capaz de entregar, el número de salidas paralelas y el tiempo de autonomía de la fuente capaz de brindar suministro eléctrico sin conexión a la red eléctrica.

Cómo elegir el SAI o batería adecuados para tu sistema
Los SAI se agrupan en Off-Line o Stand-By, In-Line o Interactivos y On-Line.
Los SAI Off-Line dejan pasar la corriente eléctrica sin ningún tipo de filtro y comienzan a funcionar en cuanto ésta se interrumpe. Protegen contra fallos, subidas y bajadas de tensión. Son los más baratos. Dependiendo de la autonomía, se pueden comprar entre 50 y 75€.
Los SAI In-line tienen un microprocesador que controla las fluctuaciones de la red, regulando la tensión de salida. Es decir, funcionan como elevadores además de salvaguardar nuestros equipos ante un corte de energía. Por su prestación se pueden comprar entre 110 y 250€.
Los SAI On-Line convierten la energía eléctrica que reciben en continua y luego nuevamente a alterna. Entregan energía eléctrica directamente desde sus baterías mientras éstas se van cargando de la red, garantizando que la protección contra cualquier problema sea total. Son los más caros: puedes encontrarlos por encima de los 1000€.

Accesorios para que no sufras un apagón
En el caso de que tengas que conectar varios ordenadores, ten en cuenta que existen unidades de distribución eléctrica para ordenadores que te ayudarán a no sobrecargar la línea de tensión, evitando el daño de tus equipos eléctricos.
Si quieres algo más barato que un SAI pero que permita absorber las fluctuaciones de tensión, puedes comprar un estabilizador de tensión para que tu ordenador no sufra fallos intermitentes.
Por último, existen otros accesorios para protección de ordenadores, como enchufes y regletas de protección para sobretensiones que pueden salvarte de situaciones indeseadas.