Los tornos para bricolaje, indispensables en tu set de herramientas

Los tornos para bricolaje son máquinas que se componen de diversas piezas y que sirven para diferentes tareas como cortar, presionar, taladrar o cincelar. Se trata de artilugios que ofrecen una fuerza extrema y, de hecho, para realizar esos trabajos y lograr el mismo resultado sería necesario el esfuerzo de varios hombres. Son, por tanto, herramientas de gran utilidad que no deben faltar en tu set de bricolaje. Si estás interesado en adquirir uno, puedes encontrar los tornos de sobremesa a un precio de entre 100 y 800€.


Clases de tornos que hay en el mercado

Los tornos son utensilios que sirven para un sinfín de trabajos. Es más, permiten trabajar casi cualquier material, gracias a la increíble fuerza que aplican. Existen varias clases de tornos y modelos, cada uno adaptado a un tipo de tarea.
En primer lugar, hay que referirse al torno para madera. Su función es trabajar la madera, cortarla, cincelarla o perforarla. El torno de madera, así, permite tallarla y realizar dibujos y formas en ella. Es el instrumento ideal para aquellos que se dediquen a labores relacionadas con la carpintería. Además, es posible adquirir tornos para madera de segunda mano a muy buen precio.
Otro de los tornos más frecuentes es el torno de metal. Es, sin duda, el más potente, ya que está concebido para perforar y cortar piezas de metal. Este tipo de tornos resultan más caros, pues su fuerza es mucho mayor que los anteriores. Es un utensilio que complementará a la perfección a tu set de herramientas eléctricas de bricolaje.
Los dos tipos anteriores son los más usuales, aunque también hay otros como los destinados a trabajar la cerámica o aquellos que actúan de manera parecida a los taladros con cable, pues perforan cualquier material.

Cuidados y consejos para manejar un torno

Aunque los tornos son máquinas muy potentes, lo cierto es que también son bastante sensibles, por lo que requieren de cuidados. Después de cada tarea, no te olvides de limpiar cada una de las partes del torno. Si utilizas un mini torno de metal, tendrás que ser más exhaustivo, ya que su tamaño es menor. Igualmente, tu torno necesitará un mantenimiento frecuente, que incluye el engrasado para que funcione perfectamente.
Cuando trabajes, ten a mano lijadoras eléctricas de bricolaje, de gran utilidad para rematar tus piezas. Además, si necesitas realizar perforaciones, las brocas para taladros de bricolaje tampoco pueden faltar en tu caja de herramientas.
Muy importante es también protegerse. Por ello, no olvides ponerte unas gafas especiales cuando manejes cualquier torno.