Samsung Galaxy S6 Edge: el móvil que entra por los ojos


La aparición de los relojes inteligentes, que para muchos podría amenazar el liderazgo de los smartphones, no parecen inquietar a los Samsung, que gozan de amplia popularidad y se encuentran entre los desarrolladores de móviles más solicitados en todo el mundo.
El modelo Edge ofrece un aspecto distintivo, ya que su diseño curvo a ambos lados de la parte frontal de la pantalla destaca, además de su alta calidad del metal y del vidrio que lo compone.


Tanto la cámara trasera, con 16 megapíxeles y estabilizador óptico de imagen, como la delantera con 5 megapíxeles, cuentan con una gran apertura para hacer fotografías más nítidas con cualquier tipo de luz. Resultan además muy fáciles de acceder, ya que el modo cámara se activa fácilmente presionando dos veces el botón de inicio. Esto resulta muy cómodo cuando deseas sacar varias fotos o selfies durante un paseo o un viaje. 

Pantalla y procesador de primer nivel


La pantalla táctil tiene un tamaño de 5,1 pulgadas, con función Adaptive Display que ajusta automáticamente su configuración según te encuentres en exteriores o en interiores. Las características de brillo mejorado combinado con la resolución de 2560x1440 píxeles, aportan una gran calidad de imagen y un manejo cómodo de las funciones y aplicaciones. La versión Edge + tiene características similares, pero un pantalla más grande, de 5,7 pulgadas. En el aspecto tecnológico, los modelos Edge cuentan con el procesador más potente de Samsung, el Exynos de ocho núcleos de 2.1Ghz y 3GB de RAM, mientras que la versión Edge + tiene una memoria RAM de 4GB. A esto se suma el sistema operativo Android y sus miles de aplicaciones, juegos, programas de entretenimiento y software utilitario que tranquilamente podrían correr en un ordenador común. Esto lo ubica también dentro de la categoría de los PDA.


Rapidez para procesar y también para cargar


Los Samsung Galaxy S6 Edge reducen a la mitad el tiempo de arranque y cuentan con una aplicación que se encarga de optimizar el inicio y la ejecución de programas. Su arquitectura de 64 bits te permite realizar muchas tareas en simultáneo, con un rendimiento excelente en contenidos multimedia.
Una de las grandes mejoras es la carga ultrarrápida, hasta 1,5 veces más veloz que la de modelos anteriores. Además, ofrece la excelente innovación de la carga inalámbrica. Sólo requiere colocarlo sobre una superficie de carga compatible y listo, ya puedes cargarlo sin problemas ni cables. 


Su precio oscila entre 300 y 400€ y cuenta con muchos accesorios, como carcasas y soportes para coche, que te permitirán protegerlo, ampliar sus posibilidades de aplicación y mejorar su rendimiento.