Suelos laminados y vinílicos. Tu hogar cambia de imagen

Si estás pensando en cambiar el suelo de tu hogar y quieres evitar todas las complicaciones y molestias que conlleva hacer una obra, los suelos laminados y los vinílicos son una buena alternativa. Estos suelos tienen la ventaja de colocarse con mucha facilidad y tienen una gran duración y resistencia. Los suelos laminados imitan la apariencia de la madera y su textura proporciona calidez a las habitaciones. Los suelos vinílicos presentan una gran variedad de modelos, en algunos casos imitan materiales naturales como la madera o el mármol y en otros muestran colores y estampados que se dejan llevar por la imaginación. Con este tipo de suelos tú decides cuál es el ambiente que quieres para tu casa.

¿Qué es un suelo laminado?

Los suelos laminados vienen divididos en losetas que imitan la forma y el tamaño de una loseta de parquet. Se componen de una cubierta superior resistente al desgaste, una capa de diseño que muestra una imagen fotográfica de alta resolución que imita la madera natural, una tercera capa realizada en fibra de alta densidad y una capa estabilizadora que da al suelo un correcto nivelado. La colocación del suelo laminado es muy sencilla y está pensada para que las piezas encajen sin necesidad de adhesivo. Las piezas cuentan con un sistema clic que consiste en ranuras que se acoplan unas a otras de forma que solo hay que encajar la lengüeta en la ranura y presionarla hasta que quede completamente plana.

¿Cómo es un suelo vinílico?

  • Consta de una capa protectora para evitar arañazos, manchas y desgaste.
  • También tiene una capa decorativa en la que se imprime el diseño del suelo.
  • En el centro tiene un núcleo de vinilo muy resistente.
  • Otros elementos son: una capa estabilizadora y un refuerzo de vinilo para que la resistencia sea mayor.

El suelo vinílico puede instalarse con el mismo sistema clic que el suelo laminado o como losetas adhesivas. Se puede colocar sobre cualquier tipo de superficie no porosa que esté limpia, seca y nivelada. Si el suelo de nuestra casa no está a nivel se puede aplicar una pasta autonivelante. Los suelos con sistema de clic y los suelos adhesivos se fabrican con el mismo material, pero el suelo vinílico de clic es más grueso y proporciona un mayor aislamiento.

¿Cuáles son las ventajas de un suelo laminado?

  • Son baratos
  • Instalación muy sencilla
  • Acogedores como un suelo de madera natural
  • Larga durabilidad
Dinos qué te parece - se abre una nueva ventana o pestaña