Decora tu jardín con un soporte para plantas

La decoración para el jardín es uno de los entretenimientos favoritos de las personas que tenemos este espacio en nuestras casas. Además de cuidar adecuadamente nuestras plantas, árboles o césped para que luzca en todo su esplendor, un jardín tiene que tener una organización y decoración adecuada con ciertos artículos para terraza y jardín que le aportarán vistosidad. Posiblemente por limitaciones de espacio no puedas tener estatuas o molinos decorativos, pero seguro que sí puedes tener soportes para plantas de jardín.

Característica de los soportes para plantas

Teniendo en cuenta que el soporte va a sufrir las inclemencias del tiempo, es muy importante que elijas un material que sea resistente a la lluvia, a la nieve, al granizo y a las temperaturas extremas. Los materiales más convenientes son el plástico, el barro, el metal y la fibra de vidrio. Aunque también puedes encontrar soportes de madera o vidrio, estos materiales funcionan mejor en espacios interiores que en espacios exteriores. Los precios de los soportes para plantas más populares están entre 10 y 70€, aunque los más exóticos y resistentes pueden costar más de 100€.

Las dimensiones y la forma también son otro aspecto a valorar. Antes de comprar cualquier soporte para plantas piensa muy bien en tu jardín y qué diseños quedarían mejor. Los más comunes son cuadrados o redondos y los puedes encontrar de muchos tamaños.

Otra opción muy de moda, pero que depende de tu jardín, es la de los soportes para plantas de diferentes niveles o los que se cuelgan en la pared. Los primeros son muy vistosos y suelen tener una capacidad para 2, 3 o 4 macetas; aunque también los puedes encontrar más grandes. Los puedes conseguir a partir de 20€. Para los segundos, lo más recomendable son los soportes medianos o pequeños por cuestiones de seguridad. Tienen un precio entre 10 y 15€, dependiendo de su tamaño y material. 


¿Con qué otros artículos puedes decorar tu jardín?

Además de tener bien organizadas tus plantas gracias a los soportes adecuados, también puedes hacer que tu jardín luzca más con otros artículos decorativos. Los relojes de sol están muy de moda y los hay de muchos tipos, desde rústicos hasta modernos; además son muy útiles para saber la hora en cada momento. Su único inconveniente es que necesitas bastante espacio para poner uno ya que si es pequeño no quedará muy bien. Y siguiendo con artículos útiles, con los termómetros exteriores de jardín te será fácil decidir si ya es hora de poner la sombrilla o sacar un calentador. Por último, las veletas de jardín son muy vistosas y les encantan a los niños.