¿Tienes uno que vender?

Haz que lo vean millones de compradores.
Sofás de 2 plazas para el hogar

Sofá de dos plazas para el hogar. El pequeño confort

El sofá es el mueble de asiento por excelencia y se hace imprescindible en el salón, pero ¿qué hacemos cuando nuestro salón es pequeño? Si disponemos de poco espacio, un sofá de dos plazas es una buena opción. Tiene el tamaño adecuado para ser útil y no ocupa demasiado. También es apropiado para situarlo en una salita o en una habitación de juegos, donde queremos un mueble cómodo que tampoco sea demasiado grande. Los sofás de dos plazas para el hogar también pueden ser muy útiles en salones grandes si lo colocamos junto a un sofá de tres plazas para marcar zonas en la habitación.

¿Cuánto mide un sofá de dos plazas?

Los sofás de dos plazas no tienen una única medida estándar y puedes encontrarlos en diferentes tamaños, lo más habitual es que las medidas estén entre 1,65 y 1,80 metros.

¿Qué tipos de sofás de dos plazas existen?

  • Sofá de dos plazas sin brazos: al prescindir de los brazos, cuentan con más zona de asiento. Puedes añadirle cojines si necesitas apoyo.
  • Sofá de dos plazas con brazos: los brazos ofrecen un apoyo para conseguir mayor confort. Existen modelos con brazos móviles y otros con brazos fijos.
  • Sofá de dos plazas con chaise longe: la chaise longe no solo está reservada a los sofás grandes, también es posible adquirir un sofá de dos plazas con ella.
  • Sofá de dos plazas relax: llevan un mecanismo que eleva las piernas y adapta el respaldo para conseguir una postura cómoda y saludable. Puede tener un mecanismo de apertura manual o eléctrico.
  • Sofá cama: son los que se abren y extienden para tener una cama extra de invitados, los sofás cama de dos plazas suelen llevar el sistema italiano, muy útil porque no ocupan espacio.

¿Qué materiales utilizan los sofás de dos plazas?

Los sofás de dos plazas para el hogar pueden encontrarse en diversos materiales. El armazón suele estar fabricado en madera y la tapicería puede ser de:

  • Piel: puede ser sintética o natural. Son muy elegantes, resistentes y fáciles de limpiar. Además, conservan el calor. Encaja bien en cualquier tipo de ambiente.
  • Chenilla: tiene un acabado aterciopelado que resulta suave y acogedor y, a la vez, es muy resistente.
  • Textil: puede ser de distintos materiales, como algodón o lino; los encuentras en una gran variedad de colores y estampados, con lo que puedes utilizar tu sofá de dos plazas para complementar la decoración del hogar.
Dinos qué te parece - se abre una nueva ventana o pestaña