Un jardín bonito requiere mucha atención y cuidado

Para poder disfrutar de un jardín frondoso y bonito, debemos dedicarle tiempo y muchos cuidados para verlo crecer. Una de las cuestiones más importantes a tener en cuenta es que deberemos contar con un sistema de riego adecuado que garantice que plantas, árboles y flores reciben el agua necesaria para su crecimiento, a tiempo y en la cantidad justa.


Las diferentes opciones que tenemos para regar nuestro jardín

Para realizar la tarea del riego contamos con diferentes métodos, según el tamaño de nuestro jardín, nuestro presupuesto y nuestras preferencias.
Si contamos con un jardín suficientemente grande, es muy útil tener un programador de riego. Estos son dispositivos electrónicos a los que podemos programar la hora de comienzo, duración del riego e incluso la frecuencia para una mayor comodidad del usuario, que de esta manera no tendrá que preocuparse en realizar esta tarea, evitándose también posibles olvidos.

Los aspersores son otro sistema de riego muy útil y conocido, ya que se trata de un pequeño dispositivo que pulveriza de forma muy fina el agua por todo el jardín y ayuda a mantener la humedad necesaria sin que llegue a inundarlo.
Las mangueras son perfectas para regar zonas más localizadas del jardín, maceteros grandes o incluso para refrescar de manera rápida la tierra en días de calor.

Para zonas aún más pequeñas, como por ejemplo macetas o para regar directamente las flores, podemos utilizar las regaderas, a través de las cuales podremos controlar el agua que utilizamos. Además hay cabezas de regadera que podemos instalar para que el agua salga de forma más repartida.
Una buena idea para utilizar el agua del riego, es instalar un depósito de agua que nos ayude a almacenar el agua procedente de la lluvia, con lo cual tendremos disponibilidad de forma ecológica y sin gasto alguno, de agua pura que podremos utilizar para cualquier sistema de riego y que es sin duda la que mayor calidad tiene para nuestro jardín.

Un jardín cuidado y sano ya no es cuestión de dinero

Tenemos a nuestra disposición muchos tipos de artículos para poder realizar la tarea del riego de nuestro jardín. Los precios varían según diversos factores, el principal es el tipo de dispositivo y su funcionamiento, ya que no necesitaremos el mismo método de riego para unas pequeñas macetas en una terraza que para un jardín grande. Podemos encontrar desde una manguera expandible por 17€ hasta un programador de riego con sensor por 350€.

Dinos qué te parece - se abre una nueva ventana o pestaña