Sillones para el hogar. El momento para el reposo

El sillón es un mueble pensado para nuestra comodidad. Es el lugar donde nos relajamos y el centro de nuestra vida hogareña. De todos los elementos del mobiliario, los sillones para el hogar son los que más usamos y, por eso, es importante elegir uno que sea cómodo y funcional. También es un importante elemento decorativo, el estilo y el color de los sillones para el hogar te ayudará a crear el espacio que desees tanto si quieres un elemento que invite a relajarse y desconectar como si pretendes darle un toque de elegancia a tus habitaciones.

¿Qué tipos de sillones para el hogar existen?

Existen muchos tipos de sillones y según la habitación usaremos un tipo u otro para crear un hogar perfecto.

  • Sofás de dos o tres plazas: suelen situarse en el centro del salón y están pensados para que puedas sentarte en familia.
  • Rinconeras: sofás que tienen una de las plazas alargada, dispone de espacio para más cantidad de personas o permite tumbarse.
  • Butacas: puede ser tanto un sillón de una plaza como una silla con brazos. Suelen complementar otros muebles de asiento.
  • Sillones relax: la espalda se reclina y los pies se elevan. Un sistema de motor te da un masaje para que te relajes después de un día duro.
  • Mecedoras: silla con brazos de respaldo alto que permite balancearse.
  • Tumbona/chaise longue: sillón de una plaza pensado para recostarse.
  • Taburetes: asiento sin respaldo, se utiliza en espacios pequeños o complementa a otros sillones.
  • Poltronas: sillón bajo con brazos y respaldo acolchado
  • Sillas de comedor: No tienen brazos y están diseñadas para disponerse alrededor de una mesa.

¿Qué materiales utilizan los sillones para el hogar?

  • Piel: elegantes y con gran personalidad, darán carácter a tus habitaciones. Son fáciles de limpiar y tienen una gran durabilidad.
  • Piel sintética: de aspecto muy parecido a la piel, se limpia con facilidad y es mucho más económica.
  • Tapicería: te permite escoger entre una gran variedad de estilos y colores. Da calidez a tu hogar.
  • Madera: el material más utilizado para estructuras. También lo vemos en respaldos de sillas, brazos o patas. Combina bien con todos los estilos.
  • Ratán o mimbre: antes se usaba sobre todo en exterior, pero ahora también se usa en interiores. Son muebles ligeros, naturales y sencillos que se adaptan a todo tipo de ambientes.
  • Metal: se usa también para las estructuras y da un estilo moderno y vanguardista. Es un material resistente y duradero.
Dinos qué te parece - se abre una nueva ventana o pestaña