Sierras de sable eléctricas de bricolaje. El corte sencillo

A medio camino entre los serruchos tradicionales y las motosierras están las sierras de sable eléctricas de bricolaje. Estas herramientas alcanzan mayor potencia con menos esfuerzo y pueden hacer cortes profundos en poco tiempo. Las sierras de sable eléctricas permiten cortar metales, ladrillos, cerámica, plásticos y madera. Permiten hacer enrasados, tienen gran precisión y se pueden utilizar para multitud de trabajos como jardinería, mecánica, carpintería o trabajos en el hogar. Algunos modelos incluyen una linterna led para ayudarte en lugares con poca iluminación.

¿De qué consta una sierra de sable eléctrica?

  • Motor de alta resistencia forrado en una caja de aluminio para darle más duración.
  • Sistema de cambio de hojas de sable que no necesita herramientas.
  • Base giratoria que permite más velocidad en línea recta.
  • Revestimiento especial para coger la herramienta con firmeza y comodidad.
  • Control de velocidad, podemos graduarlo según el material que utilicemos.
  • Hoja de sierra sable.

¿Cómo son las hojas de sierra de sable?

Pueden ser de dos tipos:

  • Bimetal: indicada para materiales duros. El tipo de corte puede variar según el tamaño de los dientes para hacerlos más precisos o más bastos. A más dientes, más fino será el corte.
  • HCS: indicadas para el corte de maderas blandas, contrachapado o plásticos.

Las hojas de sierra de sable pueden tener dos tipos de dentado:

  • Dientes regulares: cada pulgada tiene la misma cantidad de dientes y esto provoca un paso constante. El corte es más suave.
  • Paso variable: cada pulgada tiene una cantidad distinta de dientes. Es más rápida y permite un corte más agresivo en diferentes espesores y materiales.

¿Qué sierra de sable eléctrica de bricolaje compro?

Al elegir una sierra de sable eléctrica para bricolaje podemos fijarnos en las siguientes características:

  • Cableada o inalámbrica: las cableadas son más potentes mientras que los modelos sin cable son más cómodos y ligeros. También existen modelos que llevan cable y batería.
  • Potencia: es la capacidad de trabajo de la sierra, cuanto más alta sea, más fuerza ejercerá sobre el material que tiene que cortar.
  • Espesor de corte: es el grosor del material que queremos cortar. El espesor de corte de la madera y el metal son distintos y los fabricantes suelen incluir las dos referencias.
  • Velocidad: se mide en número de cortes por minuto y en la longitud del recorrido que hace la hoja con cada movimiento. Se puede ajustar la velocidad de serrado según el material y el acabado que queramos conseguir.
Dinos qué te parece - se abre una nueva ventana o pestaña