La seguridad del bebé, la principal preocupación de los padres

Cuando un bebé llega al hogar todo son preguntas, y es por eso por lo que muchos padres, sobre todo primerizos, se dedican en investigar en libros de bebé y premamá para saber todo acerca de los cambios que se les avecinan. Al principio, la cuna y el carrito de paseo es lo que principalmente necesitarás, teniendo claro que el mayor gasto será en pañales. Luego, cuando tu bebé vaya creciendo, vas a necesitar artículos de alimentación y un andador o un correpasillos para que tu bebé de sus primeros pasos. Eso sí, algo que tienen claro todos los futuros padres (y los que ya lo son) es que la seguridad de su bebé es su principal preocupación.
Artículos para que tu bebé esté totalmente seguro, vas a encontrar desde los 2€ de un protector para esquinas hasta los casi 300€ que puede costar una silla para el coche. Pero, ¿qué tienes que tener en cuenta para que la seguridad de tu bebé sea máxima? Te lo contamos.
Sobre todo, la máxima seguridad la tienes que tener cuando el bebé ya empieza a caminar, momento en el que se inaugura una nueva etapa. Es por ello por lo que tienes que considerar lo siguiente para que a tu bebé no le ocurra nada:

  1. Puedes emplear cierres de seguridad en armarios y estanterías y asegurarte de que no haya nada peligroso en su interior.
  2. Debes cerrar las puertas si no quieres que el bebé entre en algunas habitaciones del hogar. Y en cuanto a las escaleras, deberías poner vallas de seguridad.
  3. Comprueba que todos los objetos potencialmente peligrosos no estén al alcance de tu bebé, cuidando siempre de guardarlos en un lugar seguro.
  4. Si tienes un mantel en la mesa, acuérdate de quitarlo nada más comer, puesto que tu bebé puede tirar del mismo, pudiendo caer objetos sobre el bebé o al suelo.
  5. Los enchufes atraen a los bebés, esto es algo sabido por todos, así que lo mejor es que cubras los que estén a su alcance para así evitar accidentes.
  6. Nunca dejes al bebé solo al bebé en la bañera, y menos con algún accesorio o juguete. Tampoco debes hacer esto en el cambiador, por lo que has de tener una mano siempre sobre el bebé para evitar caídas.
  7. Ten una alfombra en el lugar en el que juegue tu bebé con sus juguetes para así amortiguar las caídas.
  8. El peligro por envenenamiento es algo que aumenta cuando el niño ya puede andar. Ten siempre en un lugar seguro y fuera del alcance del bebé los medicamentos, productos de limpieza, plantas, y las bebidas o productos con alcohol.