Cuida tu pelo como en la peluquería con un secador de casco
¿Quién dijo que para estar guapa hay que ir a la peluquería? De entre todos los aparatos de cuidado personal y belleza que tienes en casa, seguro que no te falta alguna plancha o moldeador de pelo ni esos rulos eléctricos que tanto te gustan. Entonces, si tanto te esmeras en que tu pelo luzca como se merece en cada ocasión, ¿por qué te falta uno de los electrodomésticos más útiles para cuidar tu pelo sin dañarlo? Un secador de casco es ese elemento que marcará la diferencia en tu estilismo. 

¿Por qué funcionan tan bien los secadores de casco?
Muchos peluqueros coinciden en que los secadores de casco tienen un gran éxito ya que poseen tres características fundamentales: son prácticos, saludables y rápidos. Son prácticos porque no hay que estar moviendo constantemente la mano para dirigir el aire caliente, te sientas y disfrutas del secado; son saludables porque el aire que se genera en el interior del casco evita que respires el aire del secador, algo que no ocurre con el secador de mano; y son rápidos porque abarcan de una sola vez todo tu cabello minimizando el tiempo de secado.

¿Qué debe tener un buen secador de casco?
Cuando comenzaron a aparecer los primeros secadores de casco a principios del siglo pasado, se asociaban a mujeres de clase alta porque eran ellas quienes podían permitirse el lujo de ir a salones especializados que contaban con esta clase de aparatos; pero esto no quiere decir que fueran perfectos. De hecho tuvo que pasar mucho tiempo hasta que se empezaron a solucionar algunas imperfecciones que tenían como la mala distribución del calor y la intensidad del mismo. Pero los secadores de casco actuales no tienen nada que ver con esas reliquias. Si te quieres dar el gusto de tener un secador de casco en casa, a la hora de comprar uno fíjate en la potencia que tiene, si se puede ajustar la temperatura e incluso si es desmontable para poder llevártelo cuando viajes; aunque para esto último también puedes utilizar un secador de pelo

¿Puedo tener un secador de casco en mi casa?
¡Por supuesto que sí! Lo único que necesitas es tener un poco de espacio en casa y poco más. El dinero no va a ser un problema ya que si no te quieres gastar mucho en uno nuevo, también puedes conseguir un secador de casco de segunda mano. Por ejemplo, puedes conseguir uno nuevo entre 34 y 1850€  y uno de segunda mano entre 16 y 100€. ¡Luce tu pelo como siempre has querido con un secador de casco!