Llevar el tiempo en la muñeca, una costumbre que no pasa de moda

El tiempo es desde siempre un aspecto relevante para la organización humana y los primeros intentos de lograr un instrumento portátil para medirlo datan del siglo XV. Por aquel entonces, los relojes de bolsillo estaban reservados para unos pocos porque estaban hechos de forma artesanal y tenían un precio muy elevado.
Los relojes de pulsera no tardaron en llegar y con el paso de los años su producción se fue industrializando hasta evolucionar a la que conocemos hoy.


La batería, la gran innovación


Una de las grandes revoluciones que aún se utilizan son los relojes a batería, que al tener una fuente de energía propia, pueden funcionar autónomamente por períodos prolongados, sin necesidad de darles cuerda como requieren los relojes mecánicos. Los relojes de pulsera a batería fueron, en su momento, la cumbre de la tecnología. En un principio, eran más sencillos de leer, porque no tenían agujas sino un visor con dígitos construidos con luces LED.
Entre todas las marcas disponibles en el mercado hoy, Casio es la más conocida y la que ofrece opciones más variadas. Encontrarás muchísimas opciones de segunda mano, con valores desde 10€ para los modelos más básicos sencillos. 

No solo siguen vigentes, sino que se dirigen también a los niños


Para muchos, los relojes pulsera resultan indispensables, por ejemplo para sus excursiones al aire libre, porque les ofrecen nuevas funcionalidades como la medición de la temperatura, la presión atmosférica o las fases de la luna.


Para los niños no es diferente, resultan de gran utilidad porque muchos están hechos de plástico o metal y tienen gran resistencia para resistir juegos y golpes. Existen alternativas muy prácticas para ellos, por ejemplo los llamados relojes de enfermera. Muchos tienen broches para que puedan colgarse de la solapa de un guardapolvo y son de plástico para que puedan resistir una rutina exigente o un juego en condiciones extremas como las de muchos niños... Por otro lado, también existen los relojes llavero que combinan dos funciones en una para aquellos que buscan simplemente practicidad y comodidad, y que utilizan al reloj como una simple herramienta operativa. Estos son uno de los preferidos de los niños ya que les hace sentir un poco más mayores llevando algo de su estilo, dibujo o superhéroe favorito. Obviamente, para niños, también existen relojes joya con materiales valiosísimos y que, además, incorporan funcionalidades cada vez más sofisticadas, cosa que los hacen objetos codiciados. Pero a la gran mayoría de nuestros pequeños eso no les importará ni lo entenderán. Puedes encontrar opciones muy económicas desde 8€ con muy buenos diseños y materiales resistentes.