Rampas para coches de taller: Repara tu coche en casa

Todo lo que necesitas para realizar el mantenimiento de tu automóvil cómodamente desde tu casa, es elegir en eBay una de las rampas para coches de taller. Las rampas de taller te permiten de una forma sencilla y rápida realizar la elevación de tu vehículo sin tener que depender de incómodos e inestables elevadores y sin dañar de ninguna forma los bajos de tu coche al ser levantado.

  • Además, gracias a su estructura reforzada tendrás la total seguridad de realizar cualquier reparación de una forma segura.
  • Nunca los cambios de aceite y filtros han sido posibles de realizar de una manera tan rápida y segura.
  • Tan solo tienes que situar tus rampas y subir tu coche, para tenerlo todo listo en cuestión de minutos.

¿Que rampa para coche de taller elegir?

Dentro de la gran variedad de modelos entre los que puedes elegir, uno de los datos más importantes, es verificar el peso de tu vehículo en relación al peso máximo permitido por la rampa de coche. También es importante estudiar el espacio donde vas a situar las mismas y revisar sus dimensiones, no vaya a ser que después no dispongas del espacio necesario para maniobrar el coche.

Existen modelos que además incorporan al final del recorrido de dicha rampa unos elevadores hidráulicos para subir aún más la altura de tu vehículo, permitiéndote de esta forma disponer de más espacio para realizar las reparaciones o mantenimientos, pero sin el engorro del uso normal de los caballetes hidráulicos.

Dependiendo de tus necesidades, puedes elegir entre modelos muy robustos de construcción en acero resistente a la corrosión y otros de estructura plástica, no por ello menos resistentes. Estos últimos, como ventaja, permiten más movilidad y menor peso a la hora de transportarlos y almacenarlos.

¿Cómo utilizar correctamente la rampa de taller?

Aunque el uso de las rampas de taller simplifica mucho las operaciones de mecánica, es importante, por tu seguridad, seguir una serie de reglas simples siempre que vayamos a meternos bajo un vehículo.

  • Revisar que el firme sobre el que asentamos la rampa sea estable y no resbaladizo.
  • Subir el vehículo lentamente hasta situar las ruedas al final de la rampa.
  • Bloquear el vehículo con el freno de mano y con algún calzo que no permita el desplazamiento del mismo.
  • Verificar, una vez el coche se encuentre elevado, con pequeños movimientos, que todo se encuentra en su sitio y se mantiene estable.
Dinos qué te parece - se abre una nueva ventana o pestaña