Protección del tanque y del depósito para motos: prevención siempre

Invertir en accesorios como la protección del tanque y del depósito para motos tiene sus ventajas, como te explicamos a continuación.

¿Para qué sirve la protección del tanque?

Con protección del tanque y depósito para motos, nos referimos a dos artículos: unos adhesivos que se colocan sobre él o una alfombrilla en la que se envuelve con la ayuda de unas correas. En ambos casos, hablamos de la parte que queda entre el manillar y el asiento.

Estos elementos ayudan a protegerla de rayaduras, algo útil al ser una parte muy expuesta, así como a evitar que quien maneja la moto se deslice ligeramente sobre el depósito en las frenadas. Y es que su torso queda justo por encima.

No es algo que suela venir de serie, sino que hay adquirir aparte. No se trata, sin embargo, de artículos caros. En eBay puedes encontrar adhesivos nuevos desde 1 euro, y alfombrillas usadas desde unos 15 a 20 euros.

¿Cómo es el protector de tanque y depósito?

Además de la función de seguridad, la protección del tanque y del depósito para motos tiene una función estética, más evidente en los laterales. Se trata, como decimos, de una parte de la moto muy visible, por lo que cualquier cosa que se coloque sobre ella será determinante para su imagen.

En cuanto a adhesivos, hay dos elementos fundamentales a considerar, la forma y el color. Combinando ambas, puedes encontrar diseños ilimitados: en forma de espina de pez negra, en forma de escudo con un logo de marca de moto, con la misma forma pero diferentes combinaciones de colores…

Por otra parte, puedes encontrar alfombrillas en negro, gris, azul, rojo, verde o bicolores, como blanco y azul o negro y verde. El material habitual en el que están hechas es el cuero.

¿Cómo coloco la protección del tanque de moto?

Para el adhesivo, que puede resultar más problemático, sigue estos pasos:

  • Limpia la superficie sobre la que vas a colocarlo, el exterior del depósito.
  • Coloca el protector a la altura adecuada. Lo ideal es que te subas antes a la moto y poses el torso sobre el depósito, simulando una frenada. En la parte que más sufre el roce es donde debes colocar el adhesivo.
  • Procura que quede recto, para no causar un impacto visual negativo y que tu moto conserve su estética. Prueba antes, con ayuda de otra persona que lo pueda ver desde cierta distancia.
Dinos qué te parece - se abre una nueva ventana o pestaña