Protectores de radiador para la moto

Una moto encuentra todo tipo de objetos al paso de la rueda delantera. Estos pueden ser lanzados contra la parte posterior de la rueda con violencia, a gran velocidad.

Tras esta rueda delantera, la parte de la moto que se ve más expuesta es el radiador, que se encuentra justo detrás. Por esta razón recibe el impacto continuo de partículas, insectos y pequeños objetos, incluso piedras, que pueden deteriorar la superficie del radiador, doblar alguna aleta o, incluso, dañarlo irreversiblemente.

El buen funcionamiento del radiador es vital para evitar sobrecalentamientos del motor, por lo que es buena idea protegerlo de proyecciones de objetos, pero sin perjudicar el intercambio de calor con el exterior.

¿En qué consiste un protector o tapa cubrerradiador?

Para salvaguardar el radiador de nuestra motocicleta existe una gran cantidad de tapas o protecciones. Casi siempre son muy sencillas de instalar y consisten en una o dos rejillas o superficies que permiten la aireación, pero impiden el impacto directo de los objetos que la rueda delantera lanza en su avance.

A veces incluye otro tipo de perfiles macizos, pudiendo ser cromados u otro acabado, que pueden enfatizar la línea de la motocicleta, protegiendo el radiador lateralmente. Todo esto dependerá de la marca y el modelo de la moto y la protección que elijamos.

¿Qué protección es la adecuada para mi radiador?

Depende del modelo, pues cada una tendrá unas dimensiones y puntos de agarre al chasis compatibles. Así pues, lo primero es asegurarnos de que la protección que queremos es válida para nuestra moto. En eBay existen multitud de protecciones, a un precio económico y homologadas para ofrecer una gran durabilidad y seguridad en la marcha.

Prácticamente todas las marcas disponen en el mercado de este tipo de protecciones.

¿Qué características tengo que tener en cuenta?

  • Partes: marco, mallas, anclajes y embellecedores.
  • Material: plástico, acero, acero inoxidable, titanio, aluminio, aluminio con aleación, anodizado, etc.
  • Resistencia: depende, además del material, el espesor y del método de fabricación (cortado por láser, CNC, prensado, etc.).
  • Peso: es importante la resistencia combinada con la ligereza. Se da en gramos.
  • Tamaño y forma.
  • Color.
  • Puntos de anclaje y sistema de fijación: donde el bastidor de la moto nos permita, mediante llaves, tornillos, tuercas, arandelas, bandas de sujeción, etc. A veces están ocultos para mejorar el aspecto.
  • Montaje: tener en cuenta las instrucciones. Suele ser sencillo y no lleva más de una hora.
  • Estado: nuevo, de segunda mano, estándar, réplica del original, personalizado, etc.
Dinos qué te parece - se abre una nueva ventana o pestaña