El esmalte de uñas permanente ofrece acabados únicos de larga duración

Unas manos bonitas y cuidadas son un símbolo de belleza universal. No solo debemos prestar atención al cuidado de la piel, sino que también tenemos que prestar atención al cuidado y embellecimiento de las uñas, realizando manicuras periódicas y aplicando también cremas y tratamientos que nos ayuden a mantener su buen estado. La aplicación además de color en las uñas con esmaltes permanentes nos dará una dosis extra de belleza y por un tiempo más prolongado.


El paso a paso para embellecer nuestras manos

Antes de aplicar cualquier esmalte permanente de uñas, para obtener mejores resultados es necesario tener unas uñas saneadas y limpias. En primer lugar debemos hacer una limpieza profunda en la que primero retiraremos las cutículas y tras ello hidratamos la zona con algún aceite o bálsamo hidratante especial para manicura. Después limamos las uñas y con un algodón impregnado en quitaesmalte, retiramos la suciedad que aún puede quedar. 


Los esmaltes permanentes están formulados para que duren bastante tiempo, por lo que llevan un componente alto de químicos y productos que pueden llegar a ser abrasivos y dañinos con las uñas. Es muy recomendable aplicar al principio un gel base para proteger las uñas y favorecer su salud y belleza natural.

Con esto ya tenemos las uñas preparadas para la aplicación del esmalte. Una de las marcas con mejor relación calidad-precio es BlueSky, que tiene un surtido muy variado de colores y efectos que proporcionan un acabado inmejorable a un precio muy asequible.
Una de las tendencias que cada vez está más de moda es la decoración de uñas, con todo tipo de adhesivos de colores, brillos e incluso símbolos. Una vez colocados, el toque final será aplicar una capa de esmalte transparente que además de proporcionar brillo protegerá el acabado final.

Resultados profesionales sin salir de casa


Si llevamos a cabo un correcto cuidado de nuestras manos y uñas, y antes de aplicar el esmalte tenemos en cuenta unos cuidados previos, no será necesario acudir a un profesional para tener una manicura perfecta. El esmalte permanente además nos asegura una larga duración, por lo que su precio está más que justificado. 


Aún así, no se trata de un producto caro y el rango de precios va desde los 4,50€, que cuesta un esmalte con colores primaverales hasta los 16,90€ que cuesta un kit de esmalte permanente de la marca BlueSky.