Plantas naturales para acuarios. Naturaleza en casa

Las plantas naturales para acuarios son una gran opción a la hora de decorar estos espacios pues la plantas naturales te permiten crear un ecosistema vivo y natural con el que los peces pueden interactuar. Además, te ayudan a mantener el agua limpia y, gracias a la fotosíntesis, mantienen el equilibrio necesario de oxígeno y CO2. Puedes utilizar plantas naturales para crear paisajes idílicos en tu acuario. A la hora de elegir una especie de planta para nuestro acuario es importante conocer sus características, si se adaptarán con facilidad al entorno que vamos a darle y cuál será su tamaño definitivo. Existen plantas que pueden ser incluidas en cualquier ecosistema acuático, pero otras pueden resultar tóxicas para algunas especies de peces. También tenemos que tener en cuenta la alcalinidad, la temperatura y el tipo de agua.

¿Cómo crecen las plantas naturales para acuarios?

  • Plantas tapizantes: crecen de forma horizontal y pueden cubrir el suelo si así lo deseamos creando un efecto césped. Necesitan luz, CO2 y buenos nutrientes.
  • Plantas flotantes: son las que cubren la superficie del agua. Te ayudan a mantener el agua en mejores condiciones, existen las totalmente sumergidas, la libres y las enraizadas con hojas flotantes.
  • Plantas de crecimiento vertical: crecen hacia arriba y hay una gran variedad de especies. Algunas viven sólo bajo el agua mientras que otras pueden salir a la superficie. Son plantas que se disponen en la parte trasera del acuario para crear el paisaje.

¿Con qué plantas naturales para acuarios puedo empezar?

Existe una gran variedad de plantas naturales para acuarios. Las que te señalamos a continuación son plantas que no necesitan excesivos cuidados y que pueden adaptarse bien a distintas situaciones.

  • Elodea Najas, Cola de zorro, Ortiga acuática: son plantas oxigenantes muy populares que no exigen grandes cuidados. Crecen con facilidad, son de tamaño medio y muy recomendables si estás empezando con tu acuario. Además, te ayudan a eliminar algas filamentosas.
  • Anubias: son resistentes y duraderas y tienen hojas anchas de un verde intenso que crean un soporte rígido que los peces usan para desovar. Se pueden colocar sobre rocas o madera y soportan gran variedad de aguas. Tienen un crecimiento lento, por lo que no necesitan mucha luz.
  • Helechos: son duraderas y aguantan distintas durezas y temperaturas del agua. Tampoco necesitan mucha luz y enraízan con facilidad en troncos y rocas. Su tallo y hojas son de color verde intenso y existen muchas variedades distintas.
Dinos qué te parece - se abre una nueva ventana o pestaña