Los ordenadores son unos dispositivos muy complejos

Detrás de cada ordenador, hay un entramado de sistemas electrónicos necesarios para que todas las prestaciones funcionen a la perfección. Uno de los elementos más importantes que encontramos en estos dispositivos es la placa base del ordenador, también llamada placa madre, ya que desde ella parte el funcionamiento de todos los sistemas, por lo que representa un pilar en los ordenadores.


Radiografía de una placa base y elementos importantes

De entre todos los componentes y piezas de ordenador que podemos encontrar en cada uno de ellos, a pesar de que tienen una función bien definida, la placa base es un elemento imprescindible. Esta es el centro donde se conecta todos los aparatos y demás dispositivos de nuestro ordenador.
Una de las ventajas que presenta es que a pesar de ser un complejo sistema electrónico, ante cualquier fallo o deterioro que pudiera sufrir, con algunos conocimientos básicos de su estructura, podremos solucionarlo fácilmente. Y esto es posible gracias a los componentes para la placa base del ordenador que se pueden encontrar en el mercado. La placa también tiene una parte trasera, en la que, entre otros componentes y dispositivos, se pueden conectar los cables del teclado y del ratón.


Uno de los elementos que también se ha vuelto imprescindible en un ordenador y que se conecta en la placa base es la tarjeta gráfica, cuya función es la de captar y entender los datos que le llegan de la unidad central de procesamiento y transformarlos para poder ser representados en un monitor, por ejemplo.
También podemos encontrar otro tipo de componentes para la placa base que nos ayudarán a aumentar las posibilidades y eficacia de las prestaciones, tales como extensiones de cables o altavoces.

Existe la posibilidad de adquirir un combo con el CPU y placa base. El CPU puede considerarse la cabeza pensante del ordenador y es el componente que procesa los datos, por lo que es otro elemento fundamental en el sistema electrónico del ordenador.
Las placas base mini ITX están desarrolladas y diseñadas de forma que, prestando las mismas facilidades, soportan un tamaño mucho más reducido que las clásicas.

La electrónica se compone de muchos elementos que están disponibles en el mercado

Según la tecnología empleada y qué tipo de desarrollo informático haya tenido, así como el fabricante que la firma, la placa base puede tener un abanico amplio de diferentes precios. El rango comienza con los 24€ que cuesta una placa base para un ordenador Lenovo, hasta los 140€ que podemos llegar a pagar por una placa base Gigabyte X58 de Intel.