¿Tienes uno que vender?

Haz que lo vean millones de compradores.

Una marca que es un icono de estilo y elegancia

A la hora de hablar de relojes, sin duda una de las primeras marcas que nos vienen a la mente es Omega, ya que es un referente a nivel mundial por la calidad de sus relojes desde que empezó a comercializarse hace 160 años en su país de origen, Suiza. Hoy en día, sigue siendo una marca que destaca por la precisión con la que fabrica sus relojes y piezas de relojería.


Un reloj duradero que ofrece prestaciones de gran calidad

Una de las características de los relojes de esta marca es su calidad, ya que desde sus inicios ha sido pionera en los avances en el funcionamiento y tecnología utilizada en su fabricación, llegando a ser la marca que firmaba el primer reloj que pisó la luna.
Adquirir un reloj Omega es una inversión ya que se trata de un artículo que, a efectos de todas las prestaciones que ofrece, puede considerarse un bien de lujo. A pesar de la gran variedad de diseños y estilos que nos ofrece la marca, también existe la posibilidad de comprar relojes por piezas que podremos personalizar añadiendo la correa que más nos guste, para tener así un reloj con la calidad Omega totalmente personalizado.


De igual manera, también es fácil encontrar en el mercado todo tipo de recambios y accesorios para los relojes Omega, por lo que es un reloj que si cuidamos y sustituimos las piezas que por el paso del tiempo o bien por su deterioro se hayan estropeado, tendremos un reloj que nos durará muchos años. Hay también un catálogo extenso de movimientos para relojes Omega y es que esta pieza es una de las más importantes en el mecanismo de un reloj, y se podría considerar el motor principal.


Podemos necesitar en algún momento hacer algunos ajustes en el reloj o tener dudas sobre alguna pieza o su mecanismo. Para ello tenemos a nuestra disposición multitud de manuales o guías para el usuario que son de gran utilidad.


Encontrar piezas de relojes Omega es muy sencillo

Hay una disponibilidad muy alta para poder comprar las piezas sueltas de estos relojes y el precio dependerá de la pieza en cuestión y las prestaciones o modelo al que se refiera. El rango de precios está entre los 29€ que nos puede costar un cristal para la esfera hasta los 300€ que podemos pagar por hacernos con un movimiento Omega.
 

Dinos qué te parece - se abre una nueva ventana o pestaña