Para los que buscan un acabado perfecto en el afeitado lo mejor es volver a lo de siempre
A pesar de que resulta más cómodo y rápido para el hombre afeitarse con las convencionales maquinillas de afeitar e incluso con las afeitadoras eléctricas, la mayoría de los hombres prefieren el acabado que dan las navajas de afeitar a cualquier otra opción y es que las ventajas del afeitado con la típica navaja de barbero son numerosas, entre las que podemos destacar un afeitado más preciso y una piel con menos irritación. 

Montar una barbería en casa nunca fue tan fácil y cómodo
Para poder disfrutar del acabado que podríamos tener en cualquier barbería, podemos comprar una navaja de afeitar y hacerlo nosotros mismos en nuestra propia casa. Para ello necesitamos una serie de elementos que nos ayudarán a conseguir el efecto deseado.
En primer lugar debemos hacernos con una brocha que a ser posible tenga las cerdas naturales o de materiales sintéticos suaves, lo cual evitará que se irrite la piel aunque también es importante que tenga un mango que resulte cómodo de manejar. Lavamos la cara con agua caliente y aplicamos un gel o espuma de afeitar hidratante y con agentes calmantes como puede ser el aloe vera y masajeamos con la brocha las zonas a afeitar cubriéndolas por completo. Esto exfoliará la piel preparándola para el afeitado y además hará que la navaja se deslice suavemente sobre esta. Ahora solo queda realizar el afeitado con movimientos suaves, y al mismo tiempo seguros, ya que de esta manera evitaremos cortes. Es fundamental que la navaja esté bien afilada. Al finalizar el afeitado es importante y altamente aconsejable utilizar algún producto aftershave para aplicar una dosis extra de hidratación y cuidado a la piel dando una sensación de frescor y bienestar instantánea.
Otra de las grandes ventajas es que las navajas barberas son mucho más resistentes y de más calidad que las cuchillas de afeitar por lo que nos durarán más tiempo. 

Resultados profesionales para quienes saben apreciar la diferencia
Además del apurado perfecto que tiene su uso, tiene además ventajas económicas ya que una navaja de afeitar estándar puede costar entre 3 y 10€, claro que dependerá del material y acabado realizado. También es buena idea que al mismo tiempo nos hagamos con un set de afeitado completo que contenga todos los productos necesarios para antes, durante y después del afeitado.